11 de julio de 2014 / 12:56 p.m.

Hristo Stoichkov, exfutbolista del Barcelona, expresó su deseo de que Lionel Messi levante el domingo la Copa del Mundo en el estadio de Maracaná, donde se enfrentarán Alemania y Argentina en un duelo para conseguir el título más preciado del fútbol.

En una entrevista con Efe, Stoichkov, siempre directo, habló sobre el internacional albiceleste y tuvo palabras para la FIFA, a la que acusó de estar más interesada en hacer negocios que en organizar buenos mundiales de fútbol. El búlgaro, sin tapujos, desgranó la actualidad del Mundial de Brasil.

"A Messi, vosotros (la prensa), le bajáis y le subís el listón y él a veces se encuentra y no sabe donde está. Hoy, sin duda es el mejor jugador. Ha ganado títulos que ningún jugador del mundo puede alcanzar. El domingo espero que sea el jugador que levante la Copa en Maracaná", sentenció.

Para Stoichkov, Messi no conoce la palabra "presión" porque hace mucho tiempo que la superó. Su llegada al Barcelona desde que era muy pequeño, sirvió para que el argentino esté muy acostumbrado a lidiar con situaciones complicadas o importantes.

"No (sobre si tiene demasiada presión). Absolutamente. Lo conozco. Llegó a Barcelona con doce o trece años. Sigue con la misma mentalidad y la misma humildad que siempre ha tenido el carácter de Messi. Nunca se ha metido con nadie. Claro, cuando empiezan a decir barbaridades, él se cierra en sí mismo para no contestarlas", señaló.

También analizó el modo en el que llegó Argentina a la final y aseguró que en un torneo como un Mundial no importa el modo en el que se llegue a la final, sino llegar.

"Da igual. Lo que importan son los resultados. Son siete partidos. Es un plazo muy corto. Otra cosa es cuando juegas 38 partidos al año. Es diferente. Ahora importa más el resultado que el juego", indicó.

Asimismo, comentó que el rival de Argentina, Alemania, es un equipo "con las ideas muy claras", pero declaró que "a un partido nunca se sabe" lo que puede pasar.

"El balón cuando comienza a rodar, es otra cosa. En noventa minutos, todo depende de la presión que se vaya a tener", agregó.

Stoichkov, cuestionado por cuál fue para él la mayor decepción de todo el Mundial, sorprendió al no hablar de fútbol y se lanzó directamente a la yugular de la FIFA.

"La mayor de las decepciones es que Blatter mintió a 200 millones de habitantes. Esto no estaba preparado para estas cosas. Hay muchos campos que después del Mundial no se sabe qué van a hacer. La gente está por la calle protestando porque no puede ser así. Pero el actual Gobierno no tiene la culpa", dijo.

"La actual presidenta (Dilma Rousseff) no tiene la culpa. Tiene la culpa el presidente antiguo (Luiz Inacio "Lula" da Silva), cuando se firmó el contrato en Alemania. También el presidente de la Federación, el expresidente... hay muchos culpables", agregó.

El exjugador del Barcelona también fue muy claro cuando fue inquirido por si la FIFA, en vez de intentar hacer una Copa del Mundo, busca más hacer negocios. "Hace mucho tiempo ya. Eso no me sorprende a mí", finalizó.

AGENCIAS