4 de julio de 2014 / 03:38 p.m.

Arjen Robben vivió hoy una mañana agitada, pues la seguridad del hotel de concentración de la selección de Holanda no dejaba pasar a su esposa e hijo que lo iban a visitar.

Bernadie Eillert, esposa, y Luka, su hijo, llegaron hasta el hotel, en la ciudad de Salvador de Bahía, y de inmediato los elementos de seguridad evitar su paso, y no fue hasta que el "verdugo mexicano" se molestó que los dejaron ingresar.

El momento emotivo de esta visita se dio cuando el pequeño Luka vio a su padre que abrió la puerta de un pasillo y de inmediato corrió para abrazarlo.

Holanda enfrentará mañana a Costa Rica en los Cuartos de Final de la Copa del Mundo, en un partido que se realizará en la Arena Fontenova a las 15:00 horas tiempo de México.

REDACCIÓN