REDACCIÓN
11 de septiembre de 2014 / 01:39 p.m.

James Rodríguez ha sido todo un suceso desde su llegada al Real Madrid, pero la que está a punto de "robarle" los reflectores es su propia esposa, Daniela Ospina, quien será toda una "galáctica" de voleibol.

Ospina, quien dejó este deporte por el nacimiento de su hija, ha empezado a entrenar de nuevo y pronto estará en las canchas de la capital española.

"Es volver a practicar el deporte que me apasiona", comentó Daniela, internacional con Colombia, y que abandonó su país para irse con su marido a Portugal, donde siguió su carrera como jugadora de voleibol. Algo que no pudo hacer cuando su marido estuvo en el Mónaco.

De acuerdo a una nota del diario Marca, ayer vivió la primera toma de contacto con su nuevo club, día de conocer a sus compañeras y las instalaciones del Polideportivo de Entrevías, donde juega el VP Madrid.

"Es lo que esperaba. Un equipo con jugadoras jóvenes en el que espero poder aportar a que consigan triunfos", indicó

El objetivo esta temporada es el ascenso y el refuerzo de la internacional colombiana puede ayudar a conseguirlo.

"Pronto estaré en forma porque no he descuidado físico", explicó, "ha habido otro club que ha querido que jugara con ellos, pero el Vóley Playa Madrid ha sido el primero en ponerse en contacto conmigo y por eso me he decidido por este club".

Por lo pronto, mientras se pone en forma, ya muchos en Madrid se están frotando las manos para ver a la esposa de James Rodríguez en acción en el voleibol...y no sólo por su calidad de juego.