30 de mayo de 2014 / 08:23 p.m.

 

La NBA dijo que la esposa de Donald Sterling, el dueño mayoritario de los Clippers de Los Angeles, informó a la liga sobre su acuerdo con Steve Ballmer, ex director general de Microsoft, para vender el equipo de baloncesto, pero la liga no está dispuesta todavía a cancelar la audiencia de propietarios de la semana próxima.

Shelly Sterling anunció el jueves por la noche que había firmado un contrato vinculatorio para la venta de los Clippers del Fondo de la Familia Sterling a Ballmer por una cifra récord de 2.000 millones de dólares.

"Aguardamos la presentación de la documentación necesaria por parte de la señora Sterling", dijo el vocero de la NBA Mike Bass en una declaración. "Mientras tanto, la reunión especial del 3 de junio de la junta de gobernadores de la NBA sigue en pie".

En esa audiencia del martes en Nueva York, la NBA considerará cargos contra Donald Steling por perjudicar a la liga con un comentario racista. Los propietarios podrían votar para poner fin a su propiedad, como también la de Shelly.

Pero el comisionado Adam Silver dijo que prefiere que los Sterling vendan el club.

Ballmer "sería un propietario magnífico", afirmó Sterling. "Hemos trabajado durante 33 años para convertir a los Clippers en una franquicia de primera en la NBA. Confío en que Steve llevará el club a nuevos niveles de éxito".

La mujer negoció la venta después que su marido hizo un comentario racista que fue ventilado públicamente, incluso haberle dicho a su novia V. Stiviano que no llevara afroamericanos a los juegos de los Clippers, mencionando específicamente a Magic Johnson.

La declaración de Shelly Sterling asegura que concretó el acuerdo "bajo su autoridad como la única fideicomiso del Fondo de la Familia Sterling, propietaria de los Clippers". Los abogados de Donald Sterling sostienen que él es copropietario y que por lo tanto debe dar su consentimiento para que el acuerdo se formalice.

Donald Sterling "no vende el equipo", enfatizó su abogado Bobby Samini. "Esa es su posición. No va a vender".

Ballmer superó ofertas de Guggenheim Partners y un grupo que incluía a Grant Hill, exastro de la NBA, según una persona allegada a las negociaciones. La fuente, que no estaba autorizada a hablar públicamente, dijo que Ballmer hizo una visita de más de una hora a la casa de Shelly Sterling en Malibú el domingo y que presentó su plan.

"Establecieron una buena conexión", dijo la fuente. Asimismo su oferta fue la más cuantiosa y era más conveniente negociar con una sola persona que con un grupo.

Ballmer dijo en una declaración que se siente honrado de que su nombre sea sometido a la aprobación de la NBA.

"Me encanta el básquet y me propongo hacer todo lo posible para asegurar que los Clippers sigan ganando, y a lo grande, en Los Angeles", afirmó.

AGENCIAS