3 de julio de 2013 / 03:11 p.m.

Kazajistán• Un cohete ruso con tres satélites de navegación a bordo valorados en 200 millones de dólares se estrelló ayer poco después de su despegue en las instalaciones de lanzamiento alquiladas por Rusia en Baikonur,

Kazajistán, luego de que sus motores se apagaran repentinamente.

El accidente provocó un importante escape de heptilo, un propulsor del cohete altamente tóxico. Sin embargo, pese a dicho suceso, no se reportaron víctimas o peligro en las poblaciones cercanasal lugar donde ocurrieron los hechos.

La cadena estatal de televisión Rossiya-24 emitió imágenes del cohete Proton-M desintegrándose segundos después de su despegue. Estalló en llamas en el aire y se estrelló formando una bola de fuego cerca de la plataforma de lanzamiento.

La agencia espacial de Rusia, Roscosmos, informó que el accidente se produjo por el apagado de emergencia de los motores del cohete a los 17 segundos de vuelo.

Por su parte, la agencia estatal de noticias RIA dio a conocer que el apagado pudo ser causado por un problema en el motor o en el sistema de dirección.

El cohete contenía 172 toneladas de heptilo, un propulsor altamente tóxico, explicó el ministro de Emergencias de Kazajistán, Vladimir Bozhko, en una reunión de urgencia del Gobierno.

Talgat Musabayev, director de la agencia espacial kazaja Kazcosmos, dijo que el óxido nítrico —el resultado de quemar el heptilo— era mucho menos tóxico para los humanos. Dijo que estaba lloviendo en la zona, así que las nubes tóxicas probablemente no llegarían a la población de Baikonur ubicada a unos a unos 60 kilómetros de distancia de donde se suscitaron los hechos.

No obstante, las autoridades instaron a los habitantes de la zona que permanecieran en sus casas y no abrieran las ventanas, y ordenó el cierre de tiendas y abastecimientos públicos, dijo el ministro del Interior kazajo Kalmukhambet Kasymov.

Rusia prevé gastar más de 300 mil millones de rublos (unos 7 mil millones de euros) hasta 2020 en Glonass, su respuesta al sistema estadunidense GPS.

CERBERO Y ESTIGIA

Los nuevos satélites del planeta Plutón ya tienen nombre reconocido por la Unión Astronómica Internacional: Cerbero (Kerberos) y Estigia (Styx), según informó el Instituto Seti de Mountain View.

En la mitología griega Cerbero era el perro de tres cabezas que vigilaba la puerta del Hades, el inframundo. Estigia —también conocido como Estix o Éstige— era el río (o laguna) que separaba el mundo de los vivos del de los muertos.

Los nombres para los satélites surgieron de una encuesta en internet, aunque ningún de los dos logró el puesto número uno en la misma.

En primer lugar quedó Vulcano, el nombre del planeta ficticio del que procedía Mr. Spock en la saga Star Treck (Viaje a las estrellas), y que fue sugerido por el actor William Shatner, que interpretaba al capitán Kirk en la misma serie televisiva. Sin embargo, los científicos desestimaron este nombre porque la palabra Vulcano ya se utiliza en astronomía.

Plutón, el planeta enano, tiene cinco lunas. La cuarta fue descubierta en julio de 2011 por la NASA y la quinta un año después. Hasta ahora se las denominaba como P4 y P5. Las otras lunas del planeta se llaman Caronte, Nix e Hidra, todos ellos relacionados con la mitología griega.

REUTERS Y DPA