25 de junio de 2014 / 01:27 a.m.

El capitán camerunés se despidió de Brasil 2014 llorando junto a un pequeño fan.

 

La derrota de Camerún, 4-1 ante la selección brasileña, represento una tristes despedida de los “Leones Indomables” del Mundial.

Una de las imágenes más llamativas de la escuadra africana  en Brasil 2014 la dejo el delantero Samuel Eto´o.

El capitán camerunés fue captado al salir del hotel, en donde estaba concentrada su selección, abrazando a un niño, al que una semana antes le había regalado una camiseta, un gorro y una bufanda.

Durante el reencuentro el exjugador del Barcelona terminó llorando junto al pequeño aficionado.

 

El momento: