10 de abril de 2013 / 08:55 p.m.

Beatriz del Carmen, esposa del artista, aseguró que de continuar así saldrá del hospital este fin de semana y explicó que su esposo ha superado la infección en vías urinarias, no así la de pulmones, que desembocó en neumonía.

 México • Con mejoría en el cuadro infeccioso pulmonar y en vías urinarias que desde hace dos semanas lo mantiene hospitalizado, reportó hoy Beatriz del Carmen el estado de salud de su esposo, el pintor y grabador José Luis Cuevas (1934).

La también pintora explicó que el artista plástico consagrado a nivel internacional, autor de la escultura "La Giganta", se encuentra desesperado y con muchas ganas de abandonar el área de terapia intermedia y el hospital.

En entrevista, explicó que su esposo ha superado la infección en vías urinarias, no así la de pulmones, que desembocó en neumonía, por lo que continúa en observación.

No obstante, Beatriz del Carmen adelantó que de continuar la evolución satisfactoria que hasta ahora ha tenido su esposo, podría dejar el hospital de Médica Sur este fin de semana, "pero dependerá de la opinión de los médicos".

Puntualizó que "continúan las nebulizaciones y su terapia. Los riñones, esto ya está bien, está superado. Posiblemente deje el hospital este fin de semana, pero todo dependerá de los doctores; yo no llevo prisa.

"Evoluciona muy bien, bendito Dios. El único problema es que no quiere comer bien y tomar agua y eso me preocupa", señaló.

Respecto a la sangre que recibió el artista, aclaró que se trató de un error de ella el pedir ayuda, pues, preciso, el hospital sí tenía plasma para su esposo, solo que debió reponerse como parte del requisito del hospital.

"Solo requirió de un sobre; y, pues, yo solicité (a través de medios de comunicación) para ayudar y se alarmó toda la gente", dijo Beatriz del Carmen algo apenada.

Consideró que la neumonía que padece el llamado "niño terrible del arte mexicano" se debe a un proceso de enfriamiento del artista, a los diversos cambios de temperatura y a que se trata de una persona mayor.

A sus 79 años se encuentra susceptible de que se contagie o presente alguna infección, "esto es común en la gente adulta", finalizó.

NOTIMEX