10 de febrero de 2014 / 02:50 a.m.

Los ex beisbolistas de las Grandes Ligas de Estados Unidos Ken Griffey Jr. y Barry Larkin sorprendieron a los aficionados cubanos con una visita a la isla, donde varios fanáticos los reconocieron durante un paseo por La Habana.

"Oh my God, I can't believe it" (Dios mío, no puedo creerlo), decía uno de los participantes de la habitual peña deportiva "La esquina caliente" en La Habana, según fotografías que publica hoy el portal Cubadebate.

En "La esquina caliente", situada en el céntrico Parque Central de La Habana, se reúnen tradicionalmente a debatir los fanáticos de la pelota en Cuba, donde el béisbol levanta pasiones.

Vestidos como turistas, Griffey, con camiseta blanca y pantalón oscuro, paseaba con una mochila al hombro y una cámara fotográfica en la mano, mientras Larkin vestía camiseta y pantalón oscuros.

Perseguidos por los fanáticos que buscaban un autógrafo, los exdeportistas recorrieron a pie las calles del centro histórico de La Habana Vieja.

Un espontáneo se animó incluso a dirigirse a Larkin: "Griffey era mi ídolo", le confesó. "And mine too" (Y el mío también), le contestó un sonriente Larkin.

Aunque enfrentados desde hace más de medio siglo por motivosideológicos, Cuba y Estados Unidos comparten la pasión por elbéisbol.

Los ex jugadores estadounidenses llegaron a Cuba el sábado en un viaje organizado por la empresa Educational Travel Alliance, que promueve los intercambios "pueblo a pueblo" autorizados por el gobierno de Barack Obama.

Larkin, miembro del Salón de la Fama desde 2012, se coronó con losrojos de Cincinnati en la Serie Mundial en 1990. Griffey Jr., por suparte, registró un promedio de bateo de .284, con 2.781 hits, 1.836carreras impulsadas y 630 jonrones, en 11 temporada en Grandes Ligas.

Los visitantes permanecerán hasta el próximo jueves en la isla. El lunes estarán una recepción en la residencia del jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, John Caulfield

AGENCIAS