ROBERTO FLORES
4 de febrero de 2014 / 04:31 p.m.

 

Sin importar su peso, el ex quaterback de los Gigantes de Nueva York sigue jugando y es imparable, ve aquí el video.

Hace apenas unos días, Russell Wilson levantó el trofeo Vince Lombardi con los Seattle Seahawks tras vencer en el Super Bowl a los Denver Broncos, un mariscal de campo de la nueva era, ligero, más corredor que pasador y muy difícil de detener.

Hoy sale a la luz pública la historia de un ex campeón de la NFL, también quaterback que sigue jugando a pesar de sus 144 kilogramos de peso. Se trata del ex mariscal de campo de los Gigantes de Nueva York, Jared Lorenzen, quien fue parte del equipo campeón en el 2007, que venció en el Super Bowl a los New England Patriots.

Lorenzen juega actualmente con los River Monsters de Northern Kentucky en la Continental Indoor Football League y con 320 libras de peso no es una presa fácil para los defensivos rivales, pues tiene la elusividad suficiente para burlarlos y completar pases con sus compañeros.

Con su número 22 en el jersey, el zurdo Jared Lorenzen muestra en esta liga semiprofesional la calidad que lo llevó en su momento a la NFL en el 2004, jugando por espacio de cuatro años y ganando un anillo de campeón.