AGENCIAS
16 de noviembre de 2014 / 06:13 p.m.

 

Tim Wiese, ex portero internacional alemán, inició su carrera como luchador profesional tras subir por primera vez a un ring el sábado por la noche en Fráncfort.

Wiese, que jugó seis partidos con la Mannschaft en 2012, ha transformado completamente su cuerpo para convertirse en luchador profesional y ahora pesa 120 kilos de puro músculo para una altura de 1,90 metros.

Tras retirarse como futbolista el pasado mes de septiembre tras una disputa con su último club, Hoffenheim, Wiese inició una reconversión hacia la lucha profesional, tras haber jugado más de 300 partidos en la Bundelsiga y después de formar parte del equipo alemán en el Mundial de Sudáfrica-2010.

El deportista, de 32 años, era la atracción de la velada organizada por la World Wrestling Entertaiment (WWE) en Fráncfort, exhibiendo su musculada y tatuada anatomía en el ring cuando fue provocado por el dúo 'Goldust' y ' Stardust', ante 10.000 enfervorizados espectadores.

"Fue bonito haber sido invitado, fue muy divertido", dijo Wiese, que ahora levanta pesas cinco vencer por semana.

"Es diferente al futbol, porque en la lucha peleas por ti y los luchadores están bastante aceitosos", bromeó.

Wiese no precisó si tomará parte en futuros combates de la WWE, que espera que la participación del conocido arquero aumente el seguimiento de la lucha en Alemania.

"Aún tengo contrato con el Hoffenheim", insistió.

Wiese explicó que su paso a la lucha fue "una reacción" a la frustración generada cuando el Hoffenheim le incluyó la pasada temporada en un grupo al que se le impedía entrenarse con el primer equipo

"Es genial ver lo que puedes conseguir con un entrenamiento duro", explicó sobre su cambio corporal.

Y Wiese advirtió: "No hemos llegado aún al final de esta historia" dejando abierta la puerta su futuro comoluchador.