29 de agosto de 2014 / 01:46 a.m.

Nadie mejor para explicar lo que pasa con el León que un jugador del primer equipo. El lateral Fernando Navarro, quien levanta la mano para ser titular y tuvo una destacada participación contra el Herediano en la Concachampions, asegura que al bicampeón del futbol mexicano le falta humildad.

El camiseta 5 de los verdiblancos comentó en entrevista con La Afición que después de una buena racha, donde se logró un campeonato, viene un bajón, dice que es algo que hasta a los mejores del mundo les pasa.

Navarro considera que aún están a tiempo para componer el camino.

El lateral actúa normalmente como buen relevo. Cada que entra al campo muestra la actitud y el juego para ganarse la titularidad. Dice estar "a pie de cañón para cuando lo ocupen".

¿Cómo te sentiste en el partido contra el Heredianojugando como volante?

Bien, creo que hubo un cambio de actitud. Me sentí bien jugando un poco más adelante (volante) no desconozco (la posición). Creo que el equipo hizo bien las cosas porque sabíamos que el rival iba a venir como lo hizo, metido atrás y buscando hacer daño con el balón parado. Con actitud sacamos el empate.

¿Crees que el arbitraje fue malo, hubo una jugada contra ti que merecía expulsión?

Sí (fue malo) para los dos lados, pero creo que una cosa lleva a la otra, si en la patada que me dan (Alex Larín) expulsa al jugador el partido no se hubiera quedado sin el Fair Play, pero son circunstancias del partido que hubieran cambiado el rumbo del juego. Tenemos que jugar contra el rival y desgraciadamente a veces contra el árbitro porque son humanos y se pueden equivocar

¿Por qué el equipo ya no encuentra los espacios a la ofensiva como antes?

Obviamente somos el bicampeón, el rival a vencer, el equipo que todo mundo estudia y le ensucian el partido echándose atrás. Eso quizá no se ve mucho en el estadio o en la televisión, pero obviamente que pasa. Somos el rival a vencer y tenemos que trabajar para seguir intentado.

Has recibido críticas buenas, ¿por qué no has tenido más oportunidades?

Yo trabajo y entreno para hacerlo (el juego) bien, creo que he cumplido, pero tampoco es de conformarse, hay que seguir entrenando bien. Desde que llegué dije que quiero ser titular indiscutible, pero para serlo en un equipo tan grande hay que estar trabajando.

Lo que has mostrado es para algo más...

Sí, pero también creo que me falta para llegar a mi nivel, pero ese retoma con partidos, con continuidad. Puede parecer fácil (recuperar el nivel), pero para tener el ritmo de juego en los entrenamientos sólo se obtiene una base por eso digo que hay ningún entrenamiento como el partido. Yoseguiré trabajando para tener la continuidad y el nivel que algún día mostré y que me llevó a buenas cosas.

En una palabra, ¿Qué es lo que tiene que trabajar el León para recuperar su nivel?

Humildad, en el sentido de no creernos nada, somos bicampeones eso es cierto, pero eso ya es pasado. Humildad en que tenemos que trabajar como lo hacíamos desde que yo estoy aquí, donde primero es luchar y correr, creo que hemos perdido un poco de eso y hasta cierto punto con el bicampeonato se cree que todo va a ser más fácil, pero no,porque los equipos nos ponen más atención por ser el rival a vencer, eso se nos olvidó un poco.

Contra Herediano se vio que estamos conscientes de que hemos perdido esa actitud, esa humildad, pero estamos a tiempo para revertirlo.

Esto también le ha pasado a los mejores del mundo de que después de tener una larga racha buena siempre hay un bajón. Mantener el nivel es difícil, pero lo que tenemos que hacer es que el momento de bajón sea corto y volver pronto a lo que nos dio resultados.

Matosas dice hay una crisis grave, ¿opinas lo mismo?

No sé si sea crisis, pero sí es una mala racha. Estamos a tiempo de cambiar y enderezar el camino.

Nos está faltando la actitud que es lo que nos venía dando, pero estamos en momento de volver a las bases, y el partido contra el Herediano fue un comienzo de lo que queremos.

Yo a pie de cañón para lo que necesite (el equipo y el técnico)

FRANCISCO VELA / OMAR PEIMBERT