18 de mayo de 2013 / 03:18 p.m.

México  • El trasplante de brazos realizado en México hace un año a Gabriel Granados, ha sido "un éxito" y ha colocado al país entre las primeras 10 naciones del mundo que realizan estas operaciones, afirmó el doctor Martín Iglesias Morales, director de cirugía del Hospital de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, quien aseguró que el nuevo reto planteado es lograr un trasplante de rostro.

Gabriel Granados, de 53 años de edad, perdió sus brazos en un accidente cuando con una varilla señalaba unos cables de luz para indicar a un grupo de albañiles, que construían una barda en su casa, que tuvieran cuidado con éstos y recibió una descarga eléctrica.

Actualmente, comentó, "ya me puedo lavar los dientes, peinar, me baño; aún no puede rasurarme, me pongo mi ropa, pero no toda, me cambio la ropa interior, menos los calcetines, escribo y trabajoen computadora (…) Después del accidente pedía al ‘señor, no te olvides de mis manitas’ y llegó un momento en que dije ‘señor, ya no te voy a molestar, aceptaré lo que tú me digas".

Después del accidente, Gabriel empezó a estudiar la carrera de derecho en el sistema abierto de la UNAM, y se pensionó de su empleo como perito en la procuraduría capitalina.

"Por los años de servicio alcancé pensión, pero no al 100 por ciento, porque no fue accidente de trabajo. Pero es gracias al ISSSTE que tengo los medicamentos, porque son caros", dijo Granados.

Sobre sus brazos trasplantados, dijo: "Desde una principio los acepté como míos, el color de la piel es más morenito (…) pero soy feliz".

Martín Iglesias Morales, director de cirugía del hospital, explicó que el costo de la operación es de 400 a 500 mil pesos; la mitad fue aportada por el gobierno federal y la otra parte por la familia.

En la conferencia explicó que en 2005 iniciaron los trabajos multidisciplinarios para lograr realizar ese trasplante. Afirmó que "hoy se demuestra que la cirugía fue un éxito; lo que esperamos es que no se presenten complicaciones de la operación. Cada vez es menor el riesgo, pero aún no cantamos victoria de que estas manos sean para siempre, pero lo que duren hace a un paciente y a una familia felices".

Selina Castillo Miranda, esposa de Gabriel, comentó que han recibido apoyo de su familia; entonces "te das cuenta de que la amistad está siempre de por medio, independientemente de las circunstancias en que te encuentres. Gracias a mi familia y amigos nunca hubo un rechazo".

Los requisitos para que sean candidatos a este tipo de trasplante, detalló el doctor Iglesias Morales, son "estar sano; que se tenga la suficiente estabilidad psicológica para entender tanto los beneficios y riesgos, como las complicaciones; que se cuente con recursos económicos y seguridad social para que pueda cubrir el precio de sus medicamentos, que son costosos o si no la seguridad social se los da, además de que su núcleo familiar esté integrado".

 EUGENIA JIMÉNEZ