23 de mayo de 2013 / 12:09 a.m.

 Ciudad de México • Con éxito, este miércoles fue dada de alta la primera paciente de trasplante renal en el Hospital General Regional 200 de Tecámac, Estado de México, del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Para María de la Luz Casasola, de 34 años, el 13 de mayo pasado fue un día que le cambió la vida. Como acto de amor, su esposo, Pedro Torres, le donó un riñón que entre 20 especialistas médicos le conectarían a su cuerpo en una cirugía que duró cinco horas.

María de la Luz sufrió preclampasia durante sus dos embarazos y esto le provocó la falla renal que le fue detectada en 2011. Entre los síntomas que presentó, tuvo fatiga crónica principalmente.

Tras ser diagnosticada, su esposo Pedro adquirió en octubre pasado un trabajo como costurero, que le permitió inmediatamente ser derechohabiente del IMSS, y para el mes de diciembre la institución le prometió que este 2013 María de la Luz contaría con un riñón que le salvaría la vida.

Pedro aseguró que le cedió el riñón a su esposa como muestra de “un acto de amor y coincidió que fuera en el mes de mayo, pues el 10, María celebró el Día de las Madres, el 16 fue su cumpleaños, y el 19 cumplimos 12 años de casados”.

El director del hospital, Guillermo Galindo Mendoza, resaltó que gracias a la capacitación que recibieron de especialistas del Hospital General del Centro Médico Nacional La Raza, se logró este primer trasplante de riñón en la delegación Estado de México Oriente y el primero en dicho centro hospitalario.

Explicó que este primer logro ha permitido al Seguro Social dar mayor cobertura a pacientes para mejorar su calidad de vida y optimizar la oportunidad para su tratamiento, por lo que la meta para el siguiente año es realizar 50 trasplantes de este tipo en dicho nosocomio.

Por su parte, el jefe de Prestaciones Médicas de esta delegación, Luis Rafael López Ocaña, dijo que el hospital cuenta con quirófanos equipados de alta tecnología, máquinas de anestesia avanzadas, cuidado de monitoreo y un área física con requerimientos necesarios de aislamiento y cuidados de terapia intensiva para brindar seguridad al paciente trasplantado.

Precisó que una vez que se fortalezca el programa de trasplante vivo relacionado, el HGR contará con la modalidad para procurar órganos a partir de donador cadavérico.

Ambos funcionarios del IMSS enfatizaron en que un trasplante de órgano permite brindar mayor calidad de vida a pacientes con enfermedades crónico degenerativas como diabetes mellitus, insuficiencia renal crónica, padecimientos del corazón o diversos tipos de cáncer, por lo que es imperativo promover la donación altruista, particularmente la de donador cadavérico.

 — NORMA PONCE