15 de marzo de 2013 / 12:02 a.m.

Los objetos descubiertos en 2008 por investigadores de INAH, se expondrán en el Centro de Interpretación del sitio prehispánico como parte de la muestra "El espacio sagrado tolteca".

Querétaro • Un recorrido por la excavación y registro de los hallazgos realizados en 2008 por arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en la zona arqueológica El Cerrito, en el sur del valle de Querétaro, ofrece la exposición temporal "El espacio sagrado tolteca", inaugurada hoy en el Centro de Interpretación del citado sitio prehispánico.

Se trata de una muestra temporal integrada por piezas inéditas que brindan información hasta ahora desconocida de las unidades residenciales de los sacerdotes o la nobleza durante el periodo de ocupación tolteca (900-1200 d.C.), informó el INAH.

Entre las obras que se exponen destacan cuatro sahumadores de cerámica pertenecientes a una oblación dedicada a Itzpapálotl, diosa tolteca de la Tierra y la Luna, la primera vinculada a esta deidad y recuperada in situ en el área ceremonial de El Cerrito.

Las piezas fueron ubicadas en un altar que se compone de más de 50 piezas del periodo posclásico temprano, entre los años 900 y mil antes de Cristo.

Al inaugurar la exposición "El espacio sagrado tolteca", el arqueólogo Daniel Valencia, encargado del sitio prehispánico, subrayó que todo demuestra que la ofrenda era para la diosa Itzpapálotl.

La exposición cuenta con apenas el 30 por ciento de los materiales que se rescataron del pequeño altar ubicado en la actual Unidad Deportiva de El Pueblito.

Frente al altar se identificó una unidad residencial, que era el espacio donde habitaban los sacerdotes o la nobleza para mantener en actividad el centro ceremonial a escasos 200 metros.

"Esta ofrenda está dedicada a la diosa Itzpapálotl tal como lo comprueba ´La leyenda de los Soles´, donde se dice que uno de los atributos de esta diosa son las puntas de proyectil blanco", explicó.

Los descubrimientos en la zona comprueban la hipótesis que se tenía desde hace tiempo, cuando se analizó una pieza expuesta en el Museo Regional conocida como la "Estela del Cerrito".

"Tanto por la evidencia arqueológica, como por estos documentos del siglo XVI podemos decir que Ixpapalotl no es una diosa más del panteón religioso de El Cerrito, sino que es la principal diosa de este centro ceremonial", afirmó.

A su vez, el presidente municipal de Corregidora, Antonio Zapata, ofreció la liberación de entre cuatro y cinco hectáreas de esta zona para entregarlos en comodato al INAH, con el fin de administrar el sitio.

NOTIMEX