20 de junio de 2013 / 01:56 a.m.

México  • Una simulación del cuerpo de una serpiente recubierta de fotografías de diversospaisajes del territorio mexicano, que aparentan las escamas del reptil, podrá ser apreciada en el Museo Regional de Yucatán "Palacio Cantón", a partir del 28 de junio y hasta el 15 de septiembre.

La exposición titulada "Quetzalcóatl Fotográfico QF" consta de una instalación tubular y flexible de 30 metros de largo, diseñada por Adriaan Schalkwijk, y recubierta con 324 imágenes captadas por los fotógrafos Bob Schalkwijk, Pim Schalkwijk y Alfredo Martínez, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Bob explicó que sus recorridos en México comenzaron hace más de medio siglo y buscó entre sus archivos aquellas imágenes que representaran las distintas regiones del país.Recordó que cuando llegó de Holanda le impresionó la diversidad del país, "no existe un México, hay 10, 15, 20, he viajado por el país más de media década y pienso que sólo conozco un poquito".

Alfredo Martínez rescató de las obras de autores como Ramón Piña Chan y Alfredo López Austin, la permanencia del mito de Quetzalcóatl; antiguas ciudades como Tula, Teotihuacan, Xochicalco y Chichén Itzá, donde se rendía culto a dicha deidad también fueron retratadas por el fotógrafo.

En las imágenes que ha capturado Martínez desde hace 20 años, asociadas a Quetzalcóatl, también se observa a Venus posado sobre el Popocatépetl, los rituales de petición de lluvia que se realizan el 3 de mayo en Santiago Xalitzintla, Puebla, y en las montañas de Acatlán, Guerrero.

Señaló que los mitos en torno a la serpiente continúan vivos en la cultura mexicana y ahora se expresan de forma contemporánea, con una mezcla de todo este tiempo de tradición.

En tanto, Pim Schalkwijk buscó entre sus más de 500 mil fotos, imágenes de danza, arquitectura, gente y zonas arqueológicas. El fotógrafo se inspiró en el mito prehispánico de la creación humana, que refiere el deseo de los dioses por encontrar quien habitara la Tierra y el descenso de Quetzalcóatl al Mictlan, donde recuperó los huesos sagrados.

Después de molerlos, los colocó en un recipiente de barro precioso, los bañó en sangre que extrajo de su miembro y surgieron así los nuevos hombres. Pim representa a los hijos de la serpiente emplumada a través de la diversidad de entornos naturales, actividades y culturas.

El diseñador de la instalación, Adriaan Schalkwijk, detalló que la estructura está hecha para exhibirse en espacios interiores y exteriores o transitables, que estimulen la convivencia y la percepción tridimensional de la obra.

Para montar la exposición se contó con la colaboración de Rodrigo Da Silva, quien ha trabajado en diseños que hacen referencia a las múltiples formas en que se desdobla la identidad mexicana contemporánea; la comunicación visual y la documentación estuvieron a cargo de María Calderón y Gina Rodríguez.

Igualmente, Andrea Villela y Pamela Castillo participaron en el área de fotografía. Una vez que concluya la exhibición de la instalación en Yucatán, la pieza se dará a conocer en diversos recintos de México.

De manera paralela a la instalación fotográfica, el museo inaugurará la muestra temporal y de carácter arqueológico "Kukulcán. El Quetzalcóatl mestizo", integrada por 30 piezas vinculadas a la deidad.

 — NOTIMEX