EFE
24 de agosto de 2013 / 09:46 p.m.

Han sido 700 mil personas quienes han visto la muestra que acoge más de 200 obras del artista surrealista, instaladas en el Museo de la reina Sofía.

 

Madrid • La exposición sobre la obra de Salvador Dalí que acoge el Museo Reina Sofía de Madrid batió el récord de todas las organizadas hasta la fecha en la capital española y suma, a diez días de su clausura, 700 mil visitantes.

 

"Siempre está lleno, no importa la hora o el día", aseguró hoy a Efe Mercedes, una de las responsables de las once salas que integran esta exposición en la que el público puede ver más de 200 obras representativas de todos los universos expresivos de este artista, uno de los mayores genios creativos del siglo XX.

 

Se trata de una ocasión única, pues el Museo Reina Sofía reúne las obras emblemáticas de Dalí, recabadas del propio museo pero también procedentes de otras pinacotecas, y por ello el público aprovecha las últimas jornadas hasta el próximo 2 de septiembre, cuando la exposición cerrará sus puertas.

 

Desde el pasado 27 de abril en que fue abierta, la exposición tiene una gran afluencia de visitantes, de tal forma que ya el primer fin de semana se convirtió en una de las más concurridas con cerca de 16 mil personas.

Las cifras de visitantes en el Reina Sofía son similares a las conseguidas por la muestra en el Centro Georges Pompidou de París, que congregó a 790.000 visitantes entre noviembre de 2012 y el 25 de marzo de 2013.

 

Nacionales y extranjeros, mayores, jóvenes y niños, de vacaciones o no, los visitantes que ya disponen de entrada aguardan su turno en la cola a la entrada de la exposición mientras que otros más aventureros se encuentran con que el aforo está ya completo.

 

Y es que la exposición "Dalí. Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas" tiene un aforo limitado y acceso por pase horario, incluso para aquellos visitantes que disponen de entrada gratuita o tienen derecho a algún tipo de rebaja.

 

"Ni aunque me pagara 500 euros (669 dólares) podría entrar hoy", aseguró hoy una de las vigilantes a las puertas del museo a un visitante que, en posesión de una invitación, pensaba que no necesitaba reservar con anticipación el pase y se ofreció a pagar los 8 euros (10,7 dólares) que cuesta la entrada.

 

Algunos tienen más suerte y si no se la reparten, como el caso de una pareja de jóvenes que viajaron a Madrid desde Galicia expresamente para la exposición sin haber sacado previamente las entradas y se encontraron hoy con que el aforo está completo.

 

La pareja, según explicaron a Efe, consiguió comprar una entrada sobrante a un grupo y ella fue la afortunada: el joven se quedó sin ver la exposición.

 

Ya dentro de las salas, la presencia del público es constante en todas las salas aunque son las obras más emblemáticas las que concentran a un mayor número de personas, como ocurre con "Meditación sobre el arpa", de 1933, la famosa "Figura en una ventana" o la cubista "Pierrot tocando la guitarra", ambas de 1925.

 

También es una ocasión para contemplar las 30 piezas que no se habían visto nunca en España como "Las bañistas", cedida por el Museo Dalí de Saint Petersburg (Florida, EU); "La persistencia de la memoria", del MoMA de Nueva York, o "Alucinación: seis imágenes de Lenin sobre un piano", del Centro Pompidou de París.