26 de mayo de 2013 / 09:46 p.m.

El piloto mexicano Sergio Pérez indicó que se siente "profundamente" decepcionado por el abandono que tuvo en el Gran Premio de Mónaco, y que lo hizo perder una buena cosecha de puntos.

A sólo seis vueltas del final, cuando "Checo" Pérez ya había hecho adelantamientos sobre el británico Jenson Button y el español Fernando Alonso, además se encontraba presionando a Kimi Raikkonen desde el sexto puesto, su agresividad le costó un toque que desencadenó un problema de frenos.

"Como resultado de nuestro toque mis conductos de freno se vieron afectados y mis frenos delanteros se sobrecalentaron, por lo que estaba corriendo, básicamente, sin frenos", explicó el volante originario del occidental estado mexicano de Jalisco.

Aceptó que hizo maniobras arriesgadas porque Mónaco es un pista arriesgada, donde casi siempre se está al límite, pues hay pocas opciones para los rebases y es por ello que los pilotos deben estar muy atentos ya que los contactos están a la orden del día.

"En mi opinión, Kimi no me dejó el espacio suficiente para intentar pasarle a la salida del Túnel y, como resultado, toqué el muro a la entrada de la chicane del puerto. Fue una pena ya que había adelantado tanto a Jenson como a Fernando ahí también, pero no podía haber evitado el toque con Kimi", argumentó.

Dijo que se va de Montecarlo muy decepcionado, pues no era lo proyectado para el fin de semana, era hacer una calificación que lo podía haber metido a su primer top-5 de la temporada.

"Es particularmente frustrante retirarse de un Gran Premio en el que se ha pilotado fuerte y rápido, especialmente cuando estás tan cerca del final. Así que estoy extremadamente decepcionado, tanto por el equipo como por mí mismo", finalizó.

Notimex