10 de octubre de 2014 / 06:08 p.m.

Las autoridades de la Fórmula Uno contemplan fijar un límite de velocidad para frenar a los vehículos durante situaciones de riesgo en la pista, luego del accidente en el Gran Premio de Japón de la semana pasada que dejó al piloto Jules Bianchi en estado grave.

El director de competencias de la F1, Charlie Whiting, dijo el viernes que lo mejor sería dar a los equipos la capacidad para reducir la velocidad automáticamente si hay un peligro en la pista, en vez de dejarlo a discreción de los pilotos.

Whiting presentó un informe sobre el accidente de Bianchi el viernes ante la Federación Internacional de Automovilismo, y después habló con la prensa junto con algunos dirigentes.

Whiting dijo que Bianchi había frenado su bólido Marussia antes de resbalar fuera de la pista mojada del circuito de Suzuka y chocar con una grúa. Pero no todos los pilotos habían reducido la velocidad en una situación en la que ondearon dos banderas amarillas. Whiting rehusó decir la velocidad a la que viajaba Bianchi cuando chocó.

"Jules redujo la velocidad", indicó Whiting. Señaló que tienen que analizar más información antes de saber con exactitud la velocidad a la que viajaba.

Sentado al lado del presidente de la FIA, Jean Todt, Whiting mostró un video que no había sido divulgado del accidente de Bianchi, en el que se observa cuando choca contra la grúa mientras los comisarios levantaban una bandera verde para señalar que la pista estaba despejada.

"Nada se pudo hacer mejor", comentó Whiting sobre la reacción al accidente de Bianchi.

Whiting dijo que había pedido a los organizadores de Suzuka que empezaran la carrera más temprano por los fuertes aguaceros y las condiciones de poca luz, pero se negaron. Indicó que la hora de partida no influyó en el accidente.

El control de velocidad mejoraría el sistema que ya está disponible y, en algunas situaciones, reemplazaría al vehículo de seguridad. No había vehículo de seguridad en la pista durante el choque del francés.

"Probablemente es mejor que no sean los pilotos quienes decidan si deben bajar la velocidad", dijo Whiting. La meta es contar "con una forma de controlar la velocidad con absoluta certeza y claridad, con el mismo efecto que el vehículo de seguridad".

Los dirigentes de la F1 empezaron a discutir el asunto con los equipos el sábado, pero Whiting dijo que es improbable que cuenten con el nuevo sistema antes de la próxima temporada.

AP