27 de enero de 2014 / 09:08 p.m.

Radamel Falcao no se resigna a no ir a la Copa Mundial de Brasil.

"Estoy convencido de que las cosas van a salir y podré dar lo mejor de mí (en el Mundial)", dijo el delantero colombiano el lunes en conferencia de prensa en un salón del hospital Trindade de Oporto donde fue operado el sábado de una rotura de ligamentos de la rodilla izquierda.

"Cuando me dijeron en el primer momento que tenía una lesión grave y que había una pequeña posibilidad (de participar en el Mundial), no me importaba si era 10, 20, 50%. Yo me aferro a ella", declaró Falcao. "Esa es mi esperanza y con esa ilusión trabajo diariamente y también tiene que ver mucho mi estado emocional... Esto es algo que hay que manejarlo día a día".

El "Tigre" ofreció la conferencia junto con el cirujano que lo operó, el médico portugués José Carlos Noronha, y el médico jefe de la Federación Colombiana de Fútbol Calos Ulloa.

Falcao de 27 años de edad, de buen semblante, sonriente y caminando con la ayuda de muletas, saludó a los medios y agradeció el apoyo que recibe de miles de aficionados desde que se rompió los ligamentos el miércoles pasado en un juego de la Copa de Francia, cuando Soner Ertek, del modesto club Chasselay de la cuarta división, lo barrió desde atrás adentro del área.

"Sin duda alguna yo creo que el tiempo es algo que no nos sobra, pero bueno, creo que las posibilidades están y es as mi esperanza", insistió. "Trato de no pensar si será (la recuperación) a dos, tres cuatro meses, sino enfocarme en el día a día".

Aseguró que no va a tratar de acelerar los tiempos.

"No puedo saltar protocolos, ni plazos, ni tiempos. Lo principal es que se puedan respetar los plazos para una buena rehabilitación. En ningún momento se quiere apresurar los tiempos o la misma capacidad de la rodilla", subrayó.

Antes de ofrecer la conferencia el delantero del Mónaco y de Colombia se había ido a un centro médico acompañado de los médicos y comenzó a tomar oxígeno hiperbárico.

El oxígeno hiperbárico ayuda a la cicatrización, la reposición de colágeno que es fundamental para la maduración del injerto, explicó Noronha.

Falcao, podría ser dado de alta el hospital el martes, según el plan original, y se trasladará a un hotel donde se encuentra su esposa argentina Lorelei Tarón.

El "Tigre" estará en Oporto unas tres semanas antes de regresar a Montecarlo donde seguirá la recuperación. Por el momento descartó un periodo en Colombia. "Los tiempos no nos dan esa posibilidad".

El doctor Noronha tiene prevista una resonancia magnética cada 30 días para verificar el proceso de recuperación.

AP