27 de diciembre de 2014 / 05:55 p.m.

A veces los jugadores quieren ir a un club, sin embargo su destino no es manejado por ellos mismos y terminan por militar en otro equipo, así lo reconoció el internacional delantero colombiano Radamel Falcao.

El actual delantero del Manchester United, al ser cedido por el AS Mónaco, manifestó que su futuro es complicado de manejar como futbolista y al final se emigra con el conjunto que mejores ofertas realizó.

"No, no lo es (el jugador dueño de su destino). A veces me da risa cuando la gente me pregunta que por qué no fui para acá o por qué no que quedé allá, como si el futbolista pudiera decidir dónde trabajar", dijo a la revista "Libero".

Sobre el mismo punto indicó que "muy pocas veces tienes las opciones de ir a un lado u otro. He vivido situaciones en las que no he podido vivir lo que he querido, muchísimas veces. Quiero ir a un sitio y al final tengo que ir para otro".

Sin mencionar nombres de clubes, siempre se manejó la posibilidad de que iría al Real Madrid una vez que abandonó al Atlético de Madrid en 2013, pero terminó por ir al AS Mónaco, conjunto que hizo una mejor oferta (más de 60 millones de dólares), aunque posiblemente no era lo preferido por el colombiano.

Aunque ha disfrutado en todos sus equipos, se decantó por lo vivido en el Porto y Atlético de Madrid, donde consiguió trofeos y de paso fue el referente goleador.

"He disfrutado en todos los lugares. En cada etapa de mi vida lo he sido, más allá de que me haya sentido realizado o no en mi profesión. Tal vez los momentos de mi carrera de mayor alegría fueron en Europa, tanto en Oporto como en el Atlético de Madrid. Me hizo sentir muy orgulloso por todo lo que allí logré".

Falcao llegó a ser uno de los atacantes más valorados en el orbe, no obstante, su dura lesión en la rodilla izquierda a inicios de 2014 que lo dejó fuera de disputar la Copa del Mundo Brasil 2014, hizo que sus bonos se redujeran un poco.

NOTIMEX