28 de abril de 2013 / 04:39 p.m.

Egipto • La tortuga egipcia que ya era adulta cuando Napoleón Bonaparte invadió Egipto en el siglo XVIII, murió a los 270 años de edad en su hogar, el zoológico de Giza en El Cairo.

Pese a que no existen testimonios de que el reptil haya sido presentada frente al gobernante francés de aquella época, lo cierto es que fue testigo de la construcción del Canal de Suez, de las más de tres décadas del régimen del ex presidente Hosni Mubarak y la firma del tratado de paz epigcio-israelí.

Gracias a un comunicado del zoológico se sabe que el quelonio fue donado por el rey Farouk I, caracterizado en su momento por la admiración desmedida a las estrellas de Hollywood y su afición por los juegos de azar en los casinos de Europa.

El fallecimiento de la tortuga provocó una ola de comentarios en las redes sociales, en los que resaltan que el reptil sobrevivió épocas muy turbulentas a lo largo de su vida, pero fue incapaz de soportar los actuales disturbios que tienen a Egipto dividido en partidarios y opositores del presidente islamista Mohamed Morsi.

Hasta el momento el parque no ha declarado las causas del fallecimiento.

TANIA ROJO / @TANIT89