27 de abril de 2014 / 07:47 p.m.

El serbio Vujadin Boskov, que fue, entre otros, entrenador del Real Madrid y el Sampdoria italiano, falleció hoy a los 82 años en la ciudad italiana de Génova, informa la web del club Vojvodina de Novi Sad, club en el que comenzó y desarrolló la mayor parte de su trayectoria como futbolista.Boskov, que nació 16 de mayo de 1931 en Begec, cerca de Novi Sad, entrenó entre 1979 y 1982 al Real Madrid, club con el que consiguió una Liga y dos copas del Rey.Como jugador fue subcampeón olímpico en Helsinki en 1952.También fue entrenador en España del Zaragoza y el Sporting de Gijón. Asimismo, dirigió al Feyenoord holandés, el Roma y el Nápoles italiano y el Servette Suizo.Su mayor éxito lo logró al frente del Sampdoria de Génova italiano, al que condujo al título de la Recopa de Europa en 1999.El diario electrónico "Novosti" dijo que el jugador y entrenador murió tras "una larga y grave enfermedad", sin dar más detalles.Las exequias del exjugador del Vojvodina tendrán lugar el próximo martes en su aldea natal de Begec, en la provincia serbia de Vojvodina.Boskov fue cuatro veces seleccionador de Yugoslavia y su nombre lleva el centro deportivo del club Vojvodina en Novi Sad, donde el día de las exequias tendrá lugar una conmemoración."Se ha ido uno de los mejores y mayores representantes de nuestro fútbol de todos los tiempos", señaló el presidente de la Federación Serbia de Fútbol, Tomislav Karadzic, en declaraciones a RTS."Toda su vida dedicó a elevar el prestigio de nuestro fútbol, por eso su partida representa una gran pérdida para todos nosotros que lo queríamos, respetábamos y admirábamos", agregó.La noticia sobre su muerte ha resonado en todos los medios serbios, que le dedican esta noche muchos artículos conmemorativos.El presidente del Estrella Roja de Belgrado, Dragan Djajic, dijo que Boskov "fue una gran autoridad en el mundo del fútbol, una persona espléndida y gran experto", señaló Djajic."Fue un gran motivador, sabía preparar psicológicamente al equipo. Creo que realmente hizo mucho por el fútbol yugoslavo y serbio", agregó. 

AGENCIAS