15 de diciembre de 2013 / 05:38 p.m.

Guadalajara.- El experto Adrián Beltrán Martínez dijo que tallarse los ojos, sobre todo con manos sucias, es uno de los principales mecanismos para la aparición de orzuelos, popularmente conocidos como "perrillas", los cuales se caracterizan por la aparición de abultamientos en los párpados.

Se trata de un proceso infeccioso caracterizado por inflamación y enrojecimiento del área afectada, con presencia o no de dolor y en algunos casos puede haber supuración y molestia, que la mayoría de las veces corresponde niños y adolescentes de entre dos y 14 años.

El tratamiento implica la utilización de antibióticos y antiinflamatorios, "aunque también se recomienda la aplicación de compresas calientes sobre los párpados durante 15 minutos, de una a tres veces por día, sin embargo, habrá casos en que el cuadro puede complicarse y si esto sucede, la cirugía se hace necesaria", apuntó.

Destacó que si bien es durante la niñez cuando las medidas higiénicas no son muy adecuadas, "en que las ´perrillas´ tienden a aparecer con mayor frecuencia, un grupo muy importante de pacientes está conformado por mujeres, derivado del uso de maquillaje, en especial con contenido oleoso, que al tapar el conducto lagrimal, facilita la formación de orzuelos.

Aconsejó usar desmaquillantes y lavar con jabón neutro la cara para retirar lo mejor posible los restos de maquillaje y evitar el uso de productos cremosos o con alto contenido de aceite.

Mencionó que como motivo de consulta, la atención por orzuelos es relativamente frecuente, de 10 a 15 pacientes por mes, en su mayoría escolares.

Notimex.