RAFAEL RIVERA
8 de septiembre de 2014 / 11:53 p.m.

 

El duelo del Brasileirao entre Cruzeiro y Fluminense fue un partido cargado de emociones, que terminó con un empate 3-3.

El choque quedó marcado por la increíble agresión del lateral Ciccero, del Fluminense, sobre el paraguayo Samudio.

Samudio controló el balón con el pecho, tras un gran servicio de su compañero Henrique, y al intentar rematar al arco fue detenido por Ciccero, quien termino dándole una patada en la cara.

Esta falta fue marcada como penal por el árbitro, mientras Samudio quedó inconciente por unos minutos, saliendo de la cancha poco después.