25 de junio de 2014 / 09:23 p.m.

Gasta familia brasileña más de 50,000 reales para asistir a un partido en cada sede mundialista.

 

El empresario brasileño Gerson Damiani fue uno de los millones de brasileños que se emocionaron en 2007 cuando la FIFA anunció que su país sería la sede del Mundial en 2014, a partir de ese momento, Damiani preparó la aventura de su vida.

Damiani ahorro, a lo largo de siete años, para poder asistir a un  partido en cada una de las doce sedes de Brasil 2014 con su familia, promesa que logro cumplir

Junto a su novia y sus cuatro hijos, el fanático brasileño ha asistido un partido en cada una de las doce ciudades que albergaron los juegos de la primera fase de la Copa del Mundo.

Para lograr su cometido esta familia gasto un total de 50,000 reales brasileños (294, 945 pesos).

 RAFAEL RIVERA