11 de agosto de 2014 / 02:42 p.m.

El centrocampista del Barcelona Andrés Iniesta ha asegurado hoy que el equipo tiene una "fe total" en el nuevo técnico, Luis Enrique Martínez, y que, "después de una mala temporada", tanto él como sus compañeros tienen "muchas ganas de volver a hacerlo bien y que la afición vuelva a sentirse orgullosa" del conjunto azulgrana.

Iniesta ha participado este mediodía, en el CN Barcelona, en un partido de fútbol junto a la playa, con los ganadores de un concurso organizado por Estrella Damm. Posteriormente, ha repasado para los medios de comunicación la actualidad del club catalán.

Para el de Fuentealbilla, la pretemporada, con dobles sesiones de entrenamiento y solo cinco partidos amistosos, está siendo perfecta: "Es mucho mejor poder entrenar, sobre todo cuando hay tanta gente nueva, los conceptos que se quieren trabajar durante los partidos. Creo que es la fórmula correcta para preparar una pretemporada, no con tantos viajes y tantos amistosos".

De Luis Enrique ha explicado que es un técnico "exigente", pero que "siempre se trabaja con el balón de por medio" y que, al final "la exigencia se la pone cada uno".

La plantilla, ha explicado el jugador azulgrana, se ha puesto en manos del preparador asturiano - "cada uno está trabajando para dar lo que nos pide y asimilar sus conceptos táctico", ha indicado- convencida de que el Barcelona volverá este año a aspirar "a todos los títulos".

En este sentido, Iniesta es consciente de que en el Barça "todo ha de ser desde ya" y que el nuevo proyecto de Luis Enrique tiene que empezar con buenos resultados desde el principio. "Aunque evidentemente se verá como el equipo va creciendo a medida que avanza la temporada", ha apostillado.

Esta campaña, con el adiós de Víctor Valdés y Carles Puyol, ha pasado a ser el segundo capitán. Xavi Hernández es ahora el primero, y entran entre los capitanes Lionel Messi y Carles Busquets.

"Leo es el tercer jugador que más tiempo lleva en esta plantilla y con eso ya se dice todo. En cuanto a Sergio, debutó muy joven y sigue siendo muy joven (acaba de cumplir 26 años) y eso dice la importancia que tiene en el vestuario respecto a los compañeros y al cuerpo técnico", ha comentado al respecto.

Preguntado por la incorporación de Ivan Rakitic, una de los futbolistas destacados de la pretemporada, Iniesta ha dicho no estar sorprendido sobre la rápida adaptación y el buen rendimiento del croata.

"(A Rakitic) ya lo llevaba viendo mucho tiempo. Lo conozco y todos sabemos la calidad que tiene. Es un jugador espectacular en el centro del campo porque físicamente es muy fuerte, domina las dos piernas y es un jugador muy completo. El Barça ha acertado de pleno en este fichaje", ha destacado.

Del brasileño Neymar da Silva confía en que, tras un primer año de adaptación, pueda dar lo mejor de él mismo, "porque está capacitado par ser un referente en este Barça" y del sancionado Luis Suárez, que "se muere de ganas de empezar" a entrenarse con el conjunto azulgrana.

Iniesta ha lamentado el "final muy cruel" que su amigo Víctor Valdés ha tenido en el Barcelona, pues una grave lesión de rodilla le impidió despedirse en el terreno de juego y ahora, además, se ha quedado sin equipo.

"Me supo realmente mal cómo terminó una persona que ha pasado tantos años en este club y ha sido pieza imprescindible de los mayores éxitos. Respecto su lesión, sé que la rodilla va muy bien, que todo está perfecto, y ojalá en breve podamos tener noticias de Víctor sobre un terreno de juego y disfrutar de él como portero", ha indicado.

Sin Valdés, el Barça ha renovado completamente la portería, con Marc-André Ter Stegen, Claudio Bravo y Jordi Masip. Iniesta cree que, juegue quien juegue, Luis Enrique acertará, "porque los tres están trabajando muy bien y tienen el nivel para estar en este equipo", ha sentenciado.

AGENCIAS