13 de noviembre de 2014 / 10:52 p.m.

Clasificado antes de jugar para su 12ª semifinal del Masters, donde también estará el japonés Kei Nishikori, el suizo Roger Federer ridiculizó y eliminó este jueves al británico Andy Murray con contundente 6-0 y 6-0, en la tercera y última jornada del Grupo Blanco del torneo londinense.

Nishikori por su parte se impuso por 4-6, 6-4 y 6-1 al español David Ferrer, que participó en la última jornada de la llave, pese a no tener posibilidades de clasificación, en sustitución del canadiense Milos Raonic, lesionado.

Esa victoria obligaba a Murray a ganar a Federer por 2 mangas a cero, pero el escocés no aguantó ni una hora y en 56 minutos igualó la peor derrota de su carrera, la que le infligió el serbio Novak Djokovic en Miami en 2007 (6-1 y 6-0).

Federer, que busca su séptimo triunfo en el último torneo del año, terminó en los más alto de la llave sin ceder un solo set, seguido de Nishikori, cuarto del mundo y primer asiático en acudir al torneo.

"Estoy muy contento por el gran partido. Sabía que estaba clasificado así puede que jugara un poco más relajado", aseguró Federer.

Murray por su parte cierra de una manera humillante un mal año, en el que incluso se ha visto fuera del Top-10 por primera vez en seis años.

"He perdido finales de Gran Slam difíciles. Pero, tal y como he jugado ha sido duro. Aunque, es posible que incluso haciéndolo bien hubiera perdido", reconoció el británico.

Su falta de brillo la aprovechó Federer con brutalidad, en su afán por acabar el año en los más alto de la clasificación Mundial.

Para ello necesita que Djokovic no gane al checo Thomas Berdych en su último duelo del otro grupo. Aunque tras esta victoria, Federer suma su 12ª semifinal en el último torneo del año en sus 13 participaciones, igualando el récord del checo Ivan Lendl.

- Un cambio de última hora -

Murray podía pensar que jugaba en casa y con el público a su favor, pero fue Federer, el que se llevó una ovación mayor cuando saltó al O2 Arena de Londres.

Por si fuera poco para Murray, el suizo enseguida metió el turbo y le rompió el saque en el segundo juego del partido tras un fallo del escocés con el revés.

El británico sabía que estaba eliminado si cedía un set, pero no pudo hacer nada y Federer le enseñó la puerta de salida cuando consiguió un nuevo break en el cuarto envite del duelo.

En 24 minutos, el set, y con él la participación de Murray en el Masters, se había acabado.

Sin nada por lo que luchar, Murray se limitó a quejarse mientras el suizo le ganaba su noveno juego consecutivo en solo 37 minutos.

La debacle llegó hasta un imposible 11-0 y, pese a ganar su saque por fin, Federer cerró el partido cuando le volvió a tocar servir.

Por su parte, Nishikori se enteró poco antes de su partido que se enfrentaría a Ferrer en lugar de Raonic, que sufría una lesión en un cuádriceps.

El cambio no afecto al número 4 del mundo y tras perder la primera manga aseguró su segunda victoria en la llave con 41 golpes ganadores en un partido de dos horas.

"Ha sido difícil hacer el cambio (de enfrentarse a Ferrer). Me lo dijeron una hora antes del partido", desveló el japonés de 24 años.

"Tuve que cambiar de táctica pero salí victorioso así que estoy contento" cerró el primer asiático en participar en la Copa de Maestros.

"Como suplente es muy distinto. He jugado bien el primer set pero enseguida me he visto en aprietos con mi servicio. Pero de todas formas, Nishikori ha jugado muy bien", reconoció Ferrer tras su breve participación en el torneo.

AGENCIAS