17 de enero de 2014 / 12:54 a.m.

Con la camiseta de Atlas se convertirá en un histórico. Federico Vilar necesita jugar tres partidos más con los Zorros para ser el arquero no nacido en México con más duelos en la historia de Primera División.

El guardameta rojinegro superará en las próximas semanas a Hernán Cristante, quien ostenta esta marca de la Liga con 419 cotejos. Según la Liga MX, luego de jugar el sábado pasado ante León, Vilar está a dos juegos del ex toluqueño al sumar 417 apariciones. Si no es expulsado y no pasa nada extraordinario, rompería la marca en la fecha 5 cuando visiten a Pachuca.

Con 36 años y ocho meses de edad, el oriundo de Rojas, Provincia de Buenos Aires, se perfila para dejar huella en el futbol azteca como el arquero foráneo con más duelos en la Liga, pues seguramente le quedan algunos años más de profesional.

La marca de Hernán Cristante (419 juegos) que Federico Vilar está a punto de romper, permanece en la Liga desde el pasado 12 de septiembre del 2009, fecha en que el multicampeón choricero jugó su último choque en Primera División. Aquella noche en Ciudad Juárez, una fuerte lesión ante Indios, al minuto 76, marcó su adiós definitivo de la división estelar.

En charla con LA AFICIÓN, el experimentado cancerbero reconoce estar sorprendido por llegar a esta marca de partidos en el Máximo Circuito. Hoy en día recuerda con alegría todos los reveces que experimentó antes de probar la gloria en México.

"Nunca me lo imaginé (llegar a esta marca). Uno se va poniendo metas cortas, primero era jugar en Primera División, luego afianzarse, dar un poco más y esto (récord) es algo muy bueno para la carrera personal, pero siempre he dicho que lo más importante son las metas grupales.

"Para uno es una satisfacción muy grande, lo que me gusta es jugar al futbol, me gusta estar presente en cada uno de los partidos. Llegué hace mucho tiempo a México, quizá no sabía que me iba a pasar, no creí que tendría esta posibilidad de estar tanto tiempo y me siento muy agradecido", indicó.

Aunque su acento argentino sigue siendo el mismo, el rojinegro dice sentirse como un mexicano más, tanto, que visualiza su vida en este país tras colgar los guantes.

"Me siento parte de este futbol, aquí es donde tuve la posibilidad de de jugar en Primera División, he tratado de aprovechar al máximo esta profesión, así que esperemos seguir trabajando, seguir creciendo y sé que esa búsqueda no debe de faltar".

RIGOBERTO JUÁREZ