30 de junio de 2014 / 03:23 p.m.

El español Feliciano López, número 26 del ránking, derrotó hoy en la tercera ronda de Wimbledon al noveno favorito del torneo, el gigante estadounidense John Isner (dos metros y ocho centímetros), por 6-7(8), 7-6(6), 7-6(3) y 7-5, en dos horas y 50 minutos.

Al español le espera en octavos de final el suizo Stanislas Wawrinka, quinto cabeza de serie en Londres y campeón del último Abierto de Australia, al que ha ganado dos veces en cinco duelos entre ambos.

López, que sumó hoy 34 saques directos, e Isner (52 "aces") sirvieron a más de 200 kilómetros por hora con regularidad desde el primer set, una rápida sucesión de juegos que acabó en el desempate.

López tan solo le había ganado hasta hoy un desempate al de Greensboro (Carolina del Norte) en su carrera -en el primer set de las semifinales de Houston en 2012 (6-7(5), 7-6(4) y 6-3 para Isner)-, y esta tarde sucumbió en el primero del partido.

Feliciano, que nunca había tenido enfrente a Isner sobre hierba, llega a Wimbledon confiado en sus posibilidades de volver a alcanzar los cuartos de final, su mejor marca hasta ahora en Londres, tras conquistar hace diez días, por segundo año consecutivo, el torneo preparatorio de Eastbourne (Reino Unido).

Frente a él se cruzaba uno de los tenistas más incómodos del circuito. A sus 29 años, Isner es casi una leyenda en el All England Club, donde está instalada desde 2010 una placa que le acredita como el ganador del encuentro más largo de la historia del tenis (once horas y cinco minutos ante el francés Nicolas Mahut).

El español se enfrentaba además a las estadísticas, ya que solo había ganado uno de sus últimos siete encuentros contra jugadores del "top 20" en grandes torneos.

López forzó con 5-5 en el segundo parcial su primera bola de ruptura, pero tuvo que esperar al tercer punto de set en el desempate para llevarse finalmente la manga.

Tras un parón de más de una hora por la lluvia, Isner y López se enredaron una vez más en una equilibrada batalla que cayó del lado del español en un nuevo desempate que el estadounidense dejó ir fallando tiro aparentemente sencillo en la primera bola de set para su rival.

El español encaró con garantías la recta final del duelo tras un punto brillante que le permitió ponerse con 6-5 de ventaja en el cuarto set y cerrar el partido al servicio después con un certero "ace".

AGENCIAS