26 de junio de 2014 / 02:32 p.m.

El entrenador de la Selección de Brasil estaba dando autógrafos, sin embargo se quedó con las ganas de firmarle la playera a un niño que lo ignoró.