15 de abril de 2014 / 09:07 p.m.

Fernando Arce habló tras el entrenamiento de Xoloitzcuintles sobre la situación del Atlante, un equipo al que le guarda mucho cariño y que es el siguiente rival rojinegro.

"Estuve un año ahí, en el 2004 y realmente sí me da tristeza un equipo tan de tradición, de tantos años en nuestro futbol, es una lástima," dijo el jugador fronterizo. "Le toca vivir esa experiencia y trago amargo donde algunos que participamos en esa institución sabemos lo que significa jugar en Atlante y me ha dejado marcado el jugar un año ahí, me da mucha tristeza que el equipo haya descendido."

El Club Tijuana está en el séptimo escalón de la tabla general pero un con parpadeo todo puede cambiar debido a la cercanía entre los equipos del tercero al lugar catorce, restando un par de fechas. Sabe Fernando Arce de la peligrosidad que representa el juego del fin de semana entrante ante los Potros de Hierro de visitante.

"La situación es difícil para ellos y en el cierre probablemente pueden sacarse la presión de estar jugando semana con semana su salvación y hoy, que prácticamente está definido, puede ser que estén relajados, que se suelten y que jueguen mejor; nosotros no nos confiamos, es un partido trascendental y sí, queremos sacar un resultado positivo."

Muchos pueden decir que existe una paridad entre los equipos del balompié nacional debido al puntaje colectivo en la tabla general, otros pueden comentar sobre la irregularidad del torneo, sin embargo "pocos puntos" alcanzan para calificar a la Liguilla y una vez dentro, es otro torneo.

"Hoy estamos enfocados en lo que es el torneo local y en buscar una clasificación la próxima semana, estamos tranquilos de eso, el equipo ha dejado atrás el partido de Cruz Azul y se está enfocando en lo que viene, que es Atlante," dijo el tijuanense.

"Hoy no podemos dejar ningún tipo de ventaja en casa, tenemos que arrasar, tenemos que llevarnos los tres puntos sí o sí y de visitantes, rascar uno que otro para poder clasificar, es lo que nos pide nuestro torneo," aseguró Fernando Arce.

FERNANDO ARCE