27 de junio de 2014 / 12:25 a.m.

Con la derrota 1-0 de Corea del Sur ante Bélgica, la última selección de Asia que seguía en la Copa Mundial se despidió del torneo, uno en el que ninguno de los cuatro representantes del continente logró avanzar a la segunda ronda.

El resultado del jueves completó un Mundial cargado de fiascos para los asiáticos. Corea del Sur se sumó a Japón, Australia e Irán en el lote que se fue a las primeras de cambio. Esto no ocurría desde la edición de 1988.

Corea del Sur es el equipo asiático con más participaciones en las Copas Mundiales, pero no ha podido repetir lo que logró en 2002, cuando como co-anfitrión alcanzó las semifinales.

El técnico surcoreano Hong Myung-Bo, capitán de ese equipo, opinó que el fútbol en Asia pasa por un "periodo de transición", en el que la calidad individual de los jugadores es superior, pero sin que las selecciones puedan redituarlo en resultados.

"Cada equipo tiene un estilo distinto, pero en términos generales hay muchos deficiencias en las selecciones de Asia", dijo. "No estuvimos a la altura de las circunstancias".

Son muy pocos los futbolistas asiáticos que militan en los grandes clubes de Europa. Tampoco tienen un nivel exigente de competencia entre ellos.

"Necesitamos ser más realistas. Estamos un escalón por debajo de los europeos, Bélgica, los sudamericanos", comentó Ki Sung-yeung, volante del Sunderland. "Tenemos que mejorar mucho y esto confirma que estamos detrás de ellos".

AP