10 de marzo de 2013 / 04:26 p.m.

Católicos de todo el mundo buscan llegar al Vaticano para el cónclave; las líneas aéreas y los hoteles han reportado un gran incremento en la demanda.

 Ciudad del Vaticano • Los católicos han dado respuesta al anuncio del cónclave que iniciará el próximo martes, y algunos delinean el perfil del Papa: "Con más cercanía al pueblo", que "ayude al mundo a conseguir la paz" y que acabe con la impunidad dentro de la Iglesia.

Pero los fieles no solo han dado respuesta en el aspecto espiritual sino también en lo económico: las líneas aéreas reportan que desde el viernes creció la demanda de boletos y que sus vuelos hacia Roma contaban con poca disponibilidad, al igual que ocurre con los hoteles. Sin embargo, se les ofrecen otras alternativas, como las casas de religiosas y de huéspedes, que tienen un menor costo.

Mientras admiraba la Plaza de San Pedro acompañado de su esposa, Camilo Vela, de Ecuador, comentó que “es un momento interesante seguir de cerca lo que sucede en Roma, porque han sucedido cosas diferentes a las de siempre, como la renuncia de un Papa, lo que deja mucho que pensar y reflexionar, sobre todo cuando el catolicismo vive grandes retos y tiene que salir adelante”.

Entre esos retos, comentó, está la secularización; además, deberá trabajar como Juan Pablo II y viajar alrededor del mundo. “Realmente estamos bajo la gracia divina del Espíritu Santo, y esperamos que sea la elección adecuada”.

María Sioca, de Uruguay, quien viaja con un grupo de turistas, dijo emocionada que es “un momento soñado; es mágico, increíblemente histórico, porque se va a elegir a un nuevo Papa”.

Desea que este proceso “sea para bien y reúna a toda la humanidad en paz, que es lo que falta: que seamos todos hermanos”.

Los jóvenes también tienen presencia: Alejandra Álvarez Santana, estudiante mexicana, confesó estar nerviosa por conocer quién será el nuevo Papa, y añadió: “Esperamos que al sucesor de Pedro lo elijan bien los cardenales”, y “que sepa guiar a la Iglesia de todo el mundo”.

Preparan estufa

Los cientos de turistas que llegaron por la mañana a la Plaza de San Pedro fueron atraídos por la colocación de la chimenea por donde saldrá el humo blanco con el que se identificará que hay nuevo Papa.

Al conocerse la fecha en que dará inicio el cónclave empezó la preparación de la estufa en donde se quemarán las boletas de los cardenales electores indicando el resultado del proceso.

La Sala de Prensa del Vaticano informó que la actual estufa, utilizada por primera vez en el cónclave de 1939, es de acero, de forma cilíndrica, y se estrecha en la parte superior, que es de casi un metro de altura y de diámetro de 0.45. Tiene una puerta inferior para la introducción de los encendedores y otra puerta superior por donde se meten las boletas de las votaciones.

En la parte superior de la estufa están impresas las fechas con el año y el mes de los cónclaves: 1939/III, Pío XII; 1958/X, Juan XXIII; 1963/VI, Pablo VI; 1978/VIII, Juan Pablo I; 1978/X, Juan Pablo II, y 2005/IV, Benedicto XVI.

En el 2005, para la elección del Papa emérito Benedicto XVI, se añadió otro aparato y se utilizaron químicos para reforzar la cantidad y el color del humo negro si no hay Papa, y blanco si es que ya fue electo por los cardenales.

AGENDA DE PURPURADOS

Los cardenales serán trasladados a la Casa de Santa Marta el próximo martes por la mañana, antes de la misa “Pro eligiendo Romano Pontífice”, que se realizará a las 10:00 horas en la Basílica de San Pedro y que será presidida por el cardenal decano Angelo Sodano, informó en conferencia el vocero vaticano Federico Lombardi.

Durante la novena reunión de la Congregación Cardenalicia se dieron a conocer los horarios de las sesiones del cónclave. El martes los purpurados se desplazarán a las 15:45 horas de la Casa de Santa Marta a la Capilla Paulina; a las 16:30 horas irán en procesión desde la Capilla Paulina a la Sixtina; a las 16:45 horas pronunciarán el juramento solemne de secreto, después del cual se pronuncia el extra omnes y se cierra la Capilla Sixtina, escucharán la meditación del cardenal Prosper Grech, y después procederán a la primera votación.

Asimismo, Lombardi anunció que este lunes por la tarde se tomará juramento secreto al personal auxiliar del cónclave.

EUGENIA JIMÉNEZ