17 de enero de 2014 / 12:49 a.m.

No es casualidad el arranque de torneo de Carlos Eduardo Fierro Guerrero. El sinaloense asume el rol protagónico ante la partida de Marco Fabián. Ante la pregunta de quién aportaría el juego creativo y las pelotas limpias en el área, el joven de 20 años levanta la mano y dice "aquí estoy".

Carlos Fierro ha comenzado las dos jugadas de los goles de Chivas y aunque parece poca la producción, comparado con el año anterior este ataque de Chivas promete.

Fierro es corto de palabras y de amplio repertorio futbolístico. Siempre jugando como segundo nueve o como eje del ataque. Ahora está tirado a la banda derecha y de ahí comienza a galopar y dale que dale. Encara, centra, llega al fondo del corredor y lo hace bien, como si fuera su posición de toda la vida.

"Estamos motivados, contentos de como empezó el torneo, creo que ya necesitábamos darle una alegría a la gente acá en casa y así fue y tenemos que seguir dando más partidos así y consiguiendo más victorias", tira de primera intención en la charla cara a cara con LA AFICIÓN.

Fierro es un atacante que sabe de la responsabilidad y no teme hablar de lo que fue el semestre pasado, cuando Chivas ofreció una pobre imagen, y dice que ese trance ya ha sido superado con amplitud.

"Más abajo no podríamos estar de lo que habíamos hecho, sabíamos que teníamos que darle para adelante. No podríamos darle para atrás. Salir para adelante era la idea y así vamos a seguir haciéndolo. Tenemos que darle la vuelta a la página, de los malos torneos que se han hecho, necesitamos darle alegrías a la gente y tenemos que seguir por ese camino".

¿A qué te comprometes?

-Siempre hay compromiso, desde que entras al terreno de juego y cuando te están viendo las personas tienes que hacer las cosas bien".

¿Sentiste miedo cuando hubo la limpia de jugadores, de que pudieras salir?

-"Tienes que concentrarte, saber qué hiciste bien o mal en el torneo, son cosas que se van arrastrando de torneos pasados y esas cosas se sienten".

¿2014 debe ser tu año?

"No te puedo decir si es mi torneo o mi año, pero sí te puedo decir que voy a partirme el alma en cada partido como lo he hecho y darles satisfacciones a la gente".

A Fierro le gusta hacer goles, así brilló en el campeonato mundial Sub 17, pero después no encontró regularidad y no pudo ir al Mundial Sub 20 de Turquía. Por lo que sabe que para triunfar tiene que agarrarse de la oportunidad que en este momento le brinda el Guero Real.

"Uno como jugador tiene que aprovechar las oportunidades y tengo que agarrarlas. Ahora me dan la confianza y la tengo que aprovechar, no hay de otra. Es una posición donde tienes que ser descarado, tirar a gol, centrar, me estoy adaptando y me está gustando".

El Tri es una meta alta

El pasado domingo el Piojo Miguel Herrera estuvo en la cancha del Omnilife y vio el trabajo de Carlos Eduardo, y se llevó una grata sorpresa, pero Fierro sabe que para ir al TRI mayor debe rendir mucho más con el Rebaño.

"Esto es de oportunidades, se nos presenta la oportunidad y qué bueno. Pero ahora estoy con Chivas y hay que tratar de conseguir minutos y pensar en lo más grande. Es un gran sueño poder estar ahí, si se da pues bueno, esto es por trabajo y si se da, pues qué bueno".

El sinaloense está en su mejor momento. Sus actuaciones en las dos primeras fechas lo respaldan, pero no se conforma con eso. Conoce su potencial y sabe que puede dar más, que aún no llega a su tope futbolístico. Después de la tempestad llegaron los triunfos. Lo mejor está por llegar en su corta carrera.

Por otra parte, pese a su juventud, Carlos Fierro ya podría vivir solo en un departamento, pero él es apegado a su madre, doña Irma Guerrero, quién ha sabido llevarlo pasó a paso y consolarlo en los momentos malos. Fierro está agradecido con el respaldo que ella le ha dado.

JESÚS HERNÁNDEZ TÉLLEZ