7 de abril de 2014 / 02:33 a.m.

El Abierto de Monterrey fue una fiesta desde que empezó el torneo hasta su culminación, en donde los aficionados regios disfrutaron al máximo.