25 de junio de 2014 / 05:23 p.m.

La FIFA no puede "anticipar" una posible sanción para Luis Suárez, que mordió a un rival, y quiere dejar a "la comisión de disciplina independiente hacer su trabajo", afirmó este miércoles Delia Fischer, directora de comunicación del máximo organismo del fútbol.

"Como ya saben, se ha abierto un procedimiento disciplinario, el jugador tiene derecho a ser oído", explicó Fischer a la prensa en Rio de Janeiro.

"Hay muchos rumores, pero no podemos anticipar lo que va a pasar, le corresponde a la comisión de disciplina independiente reunir los elementos, dejemos que haga su trabajo", añadió.

Suárez, como reincidente que es, se arriesga a una dura sanción que podría privarle del resto del Mundial de Brasil, donde Uruguay se ha clasificado para los octavos de final.

El incidente se produjo en el minuto 80 del Italia-Uruguay (0-1). En algunas imágenes de TV, se ve al jugador del Liverpool acercarse por detrás y morder el hombro del defensa italiano Giorgio Chiellini.

El árbitro no vio la acción, pero la FIFA recordó en un comunicado en la noche del martes que su comisión de disciplina tiene potestad para sancionar infracciones que no hayan sido vistas por el árbitro.

Suárez y/o la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) pueden presentar sus alegaciones a la FIFA antes de las 17:00 horas de este miércoles. Uruguay juega contra Colombia el sábado en los octavos de final en Rio de Janeiro.

Ya en 2010, cuando jugaba en el Ajax de Amsterdam, Suárez fue suspendido por siete partidos en la liga holandesa por haber mordido a un jugador del PSV Eindhoven, Otman Bakkal. Entonces se ganó el apodo de "el caníbal del Ajax".

La federación inglesa también lo suspendió diez partidos de liga, jugando con el Liverpool, por morder en el brazo a Branislav Ivanovic (Chelsea) en abril de 2013.

La sanción que en su caso pudiera infligirle la FIFA se aplicará sólo a los partidos de la selección uruguaya.

AP