15 de junio de 2014 / 08:51 p.m.

La mentalidad de la FIFA está cambiando en materia del uso de la tecnología, y un dirigente del organismo sugirió que la repetición en video podría ayudar algún día a que los árbitros corrijan errores al marcar el fuera de juego.

El jefe de operaciones de televisión para la Copa del Mundo dijo el domingo que existe ya la tecnología para que la FIFA la implemente cuando lo decida.

"Si la política cambia, esto es posible en términos técnicos", dijo Francis Tellier, director general de Host Broadcast Services, en referencia al uso del video para dirimir las jugadas de fuera de juego.

Quienes siguen los partidos del Mundial por la televisión conocen ya las imágenes que proporciona con celeridad el equipo de Tellier para mostrar si algún jugador se encontraba efectivamente en fuera de juego.

Dos veces, esas repeticiones mostraron que a México se le invalidaron erróneamente dos goles en el primer tiempo del partido que ganó el viernes 1-0 a Camerún.

Los televidentes observan un marco virtual, una de cuyas líneas abarca todo el ancho de la cancha, para medir la posición del atacante respecto de los defensores. La imagen se logra mediante un trabajo de producción técnica en el complejo de transmisiones aledaño a cada uno de los 12 estadios en Brasil.

"Hay un operador específico, que sólo hace eso", dijo Tellier a un grupo de periodistas, en las márgenes de una sesión informativa sobre las transmisiones de la Copa del Mundo. "Los operadores están superbién entrenados para eso. Ajustan la línea y tienen mucha experiencia con esto".

La larga oposición de la FIFA al uso de la tecnología para ayudar a los árbitros ha implicado que estas imágenes sólo sean parte del espectáculo televisivo pero sin incidir en los encuentros.

Pero ello está cambiando.

El domingo, la tecnología para dirimir si el balón rebasó la línea de meta, que hace su debut en este Mundial, otorgó el primer gol. Las imágenes mostraron que un disparo del francés Karim Benzema, que pegó en un poste y luego se dirigió al palo contrario, rebasó la raya antes de que el arquero hondureño Noel Valladares alcanzara a sacar el balón.

Joseph Blatter, el presidente de la FIFA, se decidió a permitir esa tecnología después de que se invalidó indebidamente un tanto a Frank Lampard de Inglaterra, en un partido frente a Argentina, hace cuatro años en Sudáfrica.

Blatter dio otro paso inesperado la semana anterior, al sugerir que los técnicos tendrían en el futuro hasta dos oportunidades para desafiar las decisiones de los árbitros en cada partido.

Así, el fútbol se adaptaría a los nuevos tiempos, como lo han hecho ya el tenis, el fútbol americano y el béisbol de las Grandes Ligas.

AP