13 de octubre de 2014 / 08:35 p.m.

 

La pasada Copa del Mundo Brasil 2014 no solo fue marcada por la coronación del ambicioso proyecto de Alemania, también quedó marcada por el gran nivel de los arqueros.

Varios partidos de la justa brasileña tuvieron como gran protagonista a un arquero, lo que les valió ser reconocidos como jugador del partido.

Uno de los mayores ejemplos fue el germano Manuel Neuer, quien no solo alzo el título de monarca del orbe, también fue reconocido como mejor arquero de la competencia, ratificándose como uno de los mejores metas de la actualidad.

Neuer no solo presume la titularidad con el representativo alemán, también cuenta con ese calificativo en su club, el Bayern Munich, un punto en el cual difiere con otros destacados metas del Mundial.

A pesar de sus respectivas actuaciones, varios guardametas destacados han terminado confinados a la banca en la temporada 2014-2015.

Los arqueros que pasaron de pelear el Mundial a calentar la banca:

Guillermo Ochoa

 

Después de ser suplente en las Copas del Mundo del 2006 y 2010, Ochoa se consolidó como titular del marco mexicano en 2014, demostrando el gran nivel que adquirió en la liga francesa.

El entonces portero del Ajaccio fue nombrado como Jugador del Partido ante Brasil y Holanda, destacando su actuación ante los anfitriones, al no permitir gol , realizando grandes atajadas.

Tras la cita mundialista surgieron rumores que lo vinculaban con clubes como PSG y Milán, pero finalmente su condición de extracomunitario afectó sus planes.

Sorprendió a la afición con su fichaje por el Málaga de España, una escuadra que esta inhabilitada para disputar competencias europeas (debido a una violación del Fair Play Económico).

El canterano americanista llegó, y de inmediato fue considerado como heredero del arco que había dejado Willy Caballero, en contraste se ha visto condenado a la banca, ante la desconfianza de su técnico Javi García, quien ha preferido alienar al veterano arquero camerunés Carlos Kameni, quien tiene 8 años de experiencia en el balompié ibérico.

Keylor Navas

 

Una de las mayores sorpresas, tal vez la más grande, fue la selección de Costa Rica, la cual alcanzó la instancia de cuartos de final, en donde quedaron eliminados ante Holanda, selección que culminó en tercer lugar.

El conjunto tico tuvo una sorprendente actuación desde la fase grupal, en donde calificó como líder, superando a Uruguay, Italia e Inglaterra.

La gran figura de la escuadra centroamericana fue el arquero Keylor Navas, quien entonces defendía al Levante de España, escuadra de la cual se había convertido en ídolo.

Navas tuvo su mejor momento en los octavos de final contra Grecia, deteniendo dos tiros en la tanda de penales.

Luego de su gran actuación, Keylor fichó por el Real Madrid, siendo el primer jugador de su nación en jugar para uno de los grandes de España.

En la actualidad, Navas ha visto la mayoría de los partidos de la campaña 2014-2014 desde la banca, ante la titularidad indiscutible del veterano Iker Casillas, el cual recientemente ganó su tercer título de la Liga de Campeones de Europa.

David Ospina

 

Brasil 2014 atestiguó uno de los retornos más esperados de los últimos años, el de la selección de Colombia, la cual entretuvo de manera muy grata a la afición con su estilo de juego.

Lejos del glamour de figuras como James Rodríguez y Juan Cuadrado, el portero David Ospina confirmó el aprendizaje que le dejó su experiencia en Francia, país en el que defendió por 6 temporadas al Niza.

En el Mundial amazónico, Ospina mantuvo el gran legado de los metas cafetaleros iniciado por Rene Higuita.

Tras la polémica eliminación contra Brasil, en los cuartos de final, el arquero colombiano fue contratado por el Arsenal de la Premier League.

Pese a ser un fichaje estrella, Ospina se ha visto condenado a la suplencia, debido a las ordenes de Arsene Wegner, el cual decidió confiar nuevamente en el polaco Szczesny como máximo responsable del arco "Gunner".

Sergio Romero

 

A pesar de las criticas de la prensa argentina, debido a su condición de suplente en el Mónaco, el "Chiquito" logró terminar con una inestabilidad en el marco argentino, la cual tenía su origen desde la partida del legendario Ubaldo Fillol.

Con su actuación en Brasil 2014, Romero se convirtió en el primer meta pampero en ser titular indiscutible en dos Mundiales al hilo, siendo el ultimo en haberlo logrado el "Pato", quien disputó las justas de 1978 y 1982.

Su destacada actuación, en especial las semifinales contra Holanda, permitieron su salida del cuadro del principado rumbo a la Sampdoria de Italia.

En la Serie A la suerte del sudamericano no ha cambiado, viéndose nuevamente en condición, en un cuadro en el que es el jugador más caro y que menos minutos ha disputado.

Julio Cesar

 

La carrera del arquero brasileño ha sufrido varios altibajos en las últimas temporadas.

Tras haber alcanzado la cumbre del éxito en la temporada 2009-2010 con el Inter de Milan, el guardamete brasileño fue parte de la criticada actuación de su selección en Sudáfrica 2010.

A partir de ese momento su carrera ha caído en una espiral descendente, pasando por los modestos Queens Park de Inglaterra y Toronto de la MLS.

Contra los pronósticos fue el arquero titular del conjunto anfitrión, en donde brilló en los octavos de final contra Chile, permitiendo que la "Verderamarella" llevará el encuentro a la tanda de penales.

Su soberbia actuación parecía un resurgimiento del meta que llegó a ser considerado uno de los mejores del mundo, pero la ilusión se convirtió en una pesadilla, al enfrentar a la selección alemana en semifinales.

El conjunto teutón protagonizó una victoria de tintes épicos, al eliminar a los anfitriones por 7-1.

Después de la justa, el veterano meta fue contratado por el Benfica de Portugal, campeón de su país y subcampeón de la Europa League.

En la escuadra lusitana ha sido confinado a la banca, teniendo escasos minutos de participación, siendo cada día más lejana la época en la que dominaba el futbol de Italia.

RAFAEL RIVERA