3 de noviembre de 2014 / 01:51 a.m.

 

 En una modalidad de relevos, 24 personalidades de la NBA corrieron el Maratón de Nueva York, comenzando con el silbatazo de un árbitro y terminando con Dikembe Mutombo, quien cruzó la meta usando botines de basquetbolista.

El Comisionado Adam Silver completó los primeros 4,8 kilómetros (tres millas), cruzando el puente Verrazano-Narrows de Staten Island a Brooklyn. Entregó la estafeta a Chris Mullin, nativo de Brooklyn y que brilló para St. John en Queens antes de iniciar una carrera en la NBA que culminaría en el Salón de la Fama.

El tiempo total del grupo fue de poco más de 4 horas y 48 minutos. La participación de la NBA tuvo el objetivo de alentar a que los niños practiquen un deporte.

"Mucha gente me dijo que iba a caminar, luego de retirarme hace cinco años, pero estoy contento de haberme exigido", dijo Mutombo. "Es grandioso. Luego de correr en la cancha de basquetbol durante tanto tiempo y tantos años, es bueno correr en el exterior".

Cada celebridad fue acompañada para su kilómetro y medio (una milla) por un estudiante local que forma parte de los programas juveniles de la organización del evento, New York Road Runners.

Mutombo desechó los zapatos de atletismo, por un calzado más conocido.

"Toda mi vida he corrido con zapatos de basquetbol", señaló. "Así que realmente no sé lo que es correr con zapatos de corte bajo. Así que cuando me calzo estos zapatos, son de una gran marca, la marca Dikembe Mutombo. Me gustó correr con ellos".

Entre los demás participantes figuraron Nate "Tiny" Archibald, originario del Bronx y miembro del Salón de la Fama; Charles Oakley y Bernard King, jugadores históricos de los Knicks; Darryl Dawkins y Jason Collins, ex integrantes de los Nets; Sam Perkins, nacido en Brooklyn, así como Swin Cash y Ruth Riley, jugadoras de la WNBA.

Otro miembro del relevo, el ex árbitro Bob Delaney, le dio la arrancada a Silver con un silbatazo. Delaney es ahora el vicepresidente de la liga en operaciones de arbitraje.

Silver es un ávido corredor y ha completado el Maratón de Nueva York dos veces, terminando en poco menos de cuatro horas tanto en 2002 como en 2010. Compitió en pista y campo traviesa - y no en basquetbol - cuando estudiaba la preparatoria en Rye, Nueva York, donde competía en los 400 y 800 metros.

Los planes para este relevo comenzaron a inicios de la primavera. Nueva York es la sede del Juego de Estrellas de la NBA esta temporada, con eventos en la arena de los Nets de Brooklyn y el partido en el Madison Square Garden.

La liga busca llegar a medio millón de jóvenes en los cinco barrios de Nueva York por medio de programas de fomento a la actividad física, además de realizar las festividades del Juego de Estrellas.

 AGENCIAS