AP
19 de mayo de 2014 / 05:21 p.m.

Madrid y Atlético de Madrid disputarán el sábado la quinta final de la Liga de Campeones entre clubes de un mismo país y la primera entre equipos de la misma ciudad. A continuación repasamos las otras finales europeas convertidas en derbis nacionales.

— España. Madrid 3-Valencia 0

España fue pionero en finales de Liga de Campeones entre equipos de un mismo país en el 2000. El estadio Saint Denis de París fue escenario del duelo entre Real Madrid y Valencia, dirigido por el argentino Héctor Cúper. El conjunto blanco ganó por un contundente 3-0 para conquistar su octava Copa de Europa. Fernando Morientes, Raúl González y Steve McManaman anotaron los goles del Madrid.

— Italia. Milan 0-Juventus 0 (3-2 penales)

Milan y Juventus se diputaron el título en el estadio Old Trafford de Manchester en 2003. El partido finalizó con empate 0-0 y el Milan se impuso en la definición por penales. El lanzamiento definitivo fue anotado por el artillero ucraniano Andrey Shevchenko. Fue la primera Copa de Europa que ganó Carlo Ancelotti como entrenador.

— Inglaterra. Manchester United 1-Chelsea 1 (6-5 penales)

Manchester United, entonces con Cristiano Ronaldo, y Chelsea dirimieron la supremacía del fútbol inglés en la final disputada en el estadio Luzhniki de Moscú en 2008. Cristiano adelantó a los "Diablos Rojos", pero Frank Lampard logró la igualada poco después. El partido se marchó a la definición por penales, donde se vivió uno de los momentos más dramáticos de la competición. Bajo una intensa lluvia, el central John Terry tuvo en sus botas la oportunidad de dar al Chelsea el trofeo en el quinto lanzamiento, pero se resbaló antes de disparar y el balón salió desviado. El arquero Edwin van der Sar tapó a Nicolas Anelka para dar al Manchester su tercera corona europea.

— Alemania. Bayern Munich 2-Borussia Dortmund 1

Bayern Munich y Borussia Dortmund en enfrentaron en la final de la temporada pasada (2013) en el estadio Wembley de Londres. El equipo dirigido por Jupp Heynckes se adelantó con gol del artillero croata Mario Mandzukic, pero el mediocampista Ilkay Gundogan empató la final 10 minutos después. Arjen Robben dio finalmente la victoria al Bayern con un gol a los 89 minutos. Fue la quinta Copa de Europa para el Bayern Munich. Los de Heynckes conquistaron además el triplete de Liga, Liga de Campeones y Copa de Alemania.