15 de diciembre de 2014 / 12:51 a.m.

 

El primer tiempo de la final de vuelta del Apertura 2014 marcó un capitulo negativo para los Tigres, al no sólo verse empatados en el marcador global, sino por que también representó el fin de la marca de imbatibilidad de su arco.

El gol de Michael Arroyo al minuto 37 puso fin a los 285 minutos sin gol en contra de los Tigres.

Los felinos no recibían gol desde la vuelta de los cuartos de final ante el Pachuca, cuando Ariel Nahuelpan adelantó a los "Tuzos" al minutos 22.

 RAFAEL RIVERA