6 de marzo de 2013 / 03:10 a.m.

Se lograron vener 124 piezas, entre ellas "I love your kiss forever forever", la obra más cara obtenida por 112.500 dólares. Lo recaudado en el evento esta destinado para la fundación de artista.

 Nueva York • La subasta por internet de 125 obras del padre del Pop Art, Andy Warhol, concluyó hoy con una recaudación total de 2,297 millones de dólares (comisiones incluidas), fondos con los que la Fundación Warhol proseguirá su concesión de becas para el fomento del arte.

Al final se adjudicaron 124 pinturas, dibujos, fotografías y litografías de Warhol (1928-1987), en una venta que comenzó el pasado 26 de febrero y tuvo una acogida desigual, con los esperados contrastes entre obras muy diversas y de calidad y valor muy diferentes.

Así, la obra más cara (112.500 dólares con comisiones) fue "I love your kiss forever forever", una litografía en colores en la que Warhol plasmó en cinco ocasiones y con distintos colores los labios sensuales de una de las musas de Warhol e icono de la cultura de masas, Marilyn Monroe.

Y por 93.750 dólares se vendió "New Coke", una imagen de una lata de Coca Cola volcada con su contenido derramado hecha a partir de una fotografía "polaroid".

Como ocurrió en la primera subasta de la Fundación Warhol, que tuvo lugar en noviembre pasado, las fotografías fueron las obras menos demandadas por los coleccionistas.

Una instantánea de 1986 en la que aparecen los invitados a una boda, entre ellos la presentadora de televisión estadounidense Oprah Winfrey y el diseñador Edwin Schlossberg, quedó en 2.000 dólares.

Y una toma de la fotógrafa Annie Leibovitz, también de 1986, quedó en 2.375 dólares.

La Fundación Warhol anunció en septiembre pasado que se desharía progresivamente de su extensa colección de cerca de 20.000 obras del artista para continuar con su labor de concesión de becas para la promoción y el fomento del arte.

La primera subasta se desarrolló de forma tradicional y tuvo lugar el pasado 12 de noviembre, cuando la casa Christie's recaudó un total de 17 millones de dólares pese a que algunos de los trabajos más valorados del artista se quedaron sin comprador.

No obstante, precisamente en Nueva York se consiguió en 2007 el récord de venta de una obra del artista, cuando se pagaron 71,1 millones de dólares por "Green car crash, Green burning car" (1963) en una subasta organizada también por Christie's.

EFE