CORTESÍA: MEDIOTIEMPO
8 de diciembre de 2017 / 12:34 a.m.

Durante el partido de ida de la gran final entre Tigres y Monterrey, el clima fue de cero grados con sensación térmica de menos tres; el agua que caía en lluvia se convirtió en pequeños trozos de hielo, por lo que Nicolás Sánchez, jugador de Rayados, manifestó que fue terrible ver acción con esas condiciones.

“El clima fue rarísimo, fue terrible, pero nosotros que estamos en la cancha entramos en calor y te olvidas de todo”, declaró el jugador albiazul, autor del único gol de la Pandilla.

Para el domingo en la vuelta, se esperan mejores condiciones climatológicas, mínima de seis y un máxima de 20.

En este duelo, Rayados tendrá a su favor el estar con su gente en el BBVA, por lo que se van tranquilos con el empate en el Volcán.

“La serie está abierta, nosotros esperamos aprovechar la importancia de nuestro estadio, el peso que tenemos ahí. Para ganar esta final hay que tener tranquilidad, nos llevamos un buen resultado. Tuve que salir por precaución, pero no creo que tenga problema para el domingo”, finalizó.

DP