8 de febrero de 2014 / 08:22 p.m.

Fiorentina terminó con su racha negativa y el sábado se impuso 2-0 al Atalanta para alcanzar al Napoli en el tercer lugar, mientras el Udinese superó 3-0 al Chievo Verona en el arranque de la 23ra fecha de la Serie A de Italia.

Los goles de la Fiore fueron del esloveno Josip Ilicic, al cuarto de hora, y del polaco Rafal Wolski a los 86.

La Fiore, que venía de dos derrotas consecutivas por la Serie A y la Copa Italia, quedó con los mismos 44 puntos que el Napoli, que enfrentaba más tarde al Milan.

El tercer puesto es el objetivo de Napoli y de la Fiorentina para obtener el boleto a la fase preliminar de la Liga de Campeones. Juventus, líder con 59 puntos, y su escolta Roma, con 50 y un partido menos, tienen casi asegurados los dos puestos directos a la Champions.

La primera acción de peligro corrió por cuenta de Fiorentina a los 12 minutos con un centro del colombiano Juan Guillermo Cuadrado que estuvo a punto de desviar al arco el peruano Juan Manuel Vargas.

El primer gol despertó al Atalanta y dos minutos después llegó al arco con un tiro violento de Luca Cigarini, que rozó uno de los palos de su adversario, en el partido jugado en Florencia.

Al final del primer tiempo, a los 42, el arquero de la Fiorentina, el brasileño Neto, salvó su arco con una gran atajada ante un tiro a dos pasos de Giacomo Bonaventura.

En el segundo, Atalanta mostró otra cara y fue más ofensivo y peligroso.

Cuando faltaban diez minutos para el final del partido fue expulsado Cigarini por una entrada violenta contra el jugador chileno de la Fiore, Matías Fernández, quien había entrado poco antes.

Atalanta, que venía de ganar 3-0 al Napoli, quedó en el puesto 11 con 27 puntos, junto al Genoa.

El Udinese, por su parte, se impuso al Chievo con goles del artillero Antonio Di Natale (55), del portugués Bruno Fernandes (72) y del ghanés Emmanuel Badu (86).

Un triunfo importante para el Udinese que con 26 puntos quedó 13ro, a nueve puntos de la zona de descenso a la Serie B.

Chievo Verona, con siete partidos sin una victoria y que en el último encuentro cayó 2-0 con Lazio, quedó con 18 puntos, junto al Bologna, a uno solo de la zona del descenso.

AP