10 de abril de 2014 / 05:59 p.m.

Un fiscal cuestionó el jueves la credibilidad de Oscar Pistorius en su juicio por asesinato, al afirmar que el atleta tiene una larga lista de excusas improbables para no asumir la responsabilidad por los tres cargos por armas de fuego que encara además de homicidio.

En su contrainterrogatorio, el fiscal Gerrie Nel arrojó dudas sobre la honestidad del corredor con las piernas amputadas, y trató de respaldar la teoría de la fiscalía de que Pistorius también miente al alegar que mató a su novia Reeva Steenkamp por equivocación.

Nel dijo que Pistorius "no acepta responsabilidad por nada", y reaccionó incrédulo a la explicación de Pistorius sobre por qué se disparó una pistola debajo de una mesa en un restaurante, un caso por el que fue acusado por disparar un arma de fuego en público.

Pistorius alegó que la pistola de un amigo, una Glock, se disparó mientras la sostenía, pero afirma que no jaló el gatillo. Un experto de la policía testificó en el juicio que la Glock no puede ser disparada sin jalar el gatillo.

"Lo tenemos en posesión de la pistola, hubo un disparo, ¿pero usted no la disparó? Yo lo responsabilizo a usted, usted disparó esta pistola. No hay otra forma", señaló Nel. "Usted miente".

"Respeto el comentario del señor Nel", respondió Pistorius, "pero yo no disparé esa pistola".

El incidente en un restaurante de moda en Johannesburgo sucedió pocas semanas antes que Pistorius mató a tiros a Steenkamp en la madrugada del 14 de febrero de 2013.

Pistorius también alegó que dos testigos, una ex novia y un amigo, mienten sobre un incidente en 2012 en el que el corredor supuestamente disparó su pistola por el techo corredizo de un automóvil. También fue acusado por un delito de armas de fuego por ese caso.

Pistorius indicó que tampoco es culpable de otro cargo, posesión ilegal de municiones para una pistola calibre .38 que fue encontrada en una caja fuerte en su casa después que mató a Steenkamp.

El atleta alegó que su padre, con el que tiene una mala relación, era el dueño de las balas y las colocó en la caja fuerte. Pero Nel dijo que el padre de Pistorius, Henke, "rechazó" declarar a la policía que las municiones fuesen suyas.

"Usted simplemente no acepta la responsabilidad por nada", dijo Nel a Pistorius, quien contestó con breves expresiones de negación.

Pistorius, de 27 años, alega que la muerte de Steenkamp fue un accidente, al disparar a la puerta cerrada de un baño pensando que había un intruso. La fiscalía dice que el corredor que participó en los Juegos Olímpicos de Londres tenía toda la intención de matar a su novia de 29 años, después de tener una fuerte discusión que fue escuchada por vecinos.

Pistorius fue acusado de homicidio premeditado, un cargo por el que podría ser sentenciado a un mínimo de 25 años de prisión y hasta cadena perpetua.

Pistorius volvió a insistir el jueves que el tiroteo fue un accidente, y que no disparó cuatro veces a propósito.

"No tuve tiempo de pensar si quería o no quería hacerlo", declaró en su cuarto día en la silla de los testigos. Pistorius fue interrogado por su abogado Barry Roux los dos primeros días.

Nel dijo que la disculpa de Pistorius a la familia de su novia hecha en el tribunal el lunes fue un "espectáculo" hipócrita.

"En su vida usted es lo único importante", acusó el fiscal.

Nel sostuvo que en ocasiones Pistorius era grosero con Steenkamp, y le recordó la reticencia de ella a que tocara en su auto la canción del rapero estadounidense Kendrick Lamar. Pistorius mencionó la canción en un mensaje de texto que envió a Steenkamp en la que reconocía el disgusto de ella por la melodía, que ha sido incluida como prueba en el juicio.

El fiscal le preguntó si el nombre de la canción era "Bitch, Don't Kill My Vibe" ("Perra, no arruines mi onda") pero Pistorius dijo que no recordaba esa canción en especial. Nel replicó que Steenkamp tenía derecho a sentirse ofendida.

Un mensaje telefónico de Steenkamp a Pistorius que fue presentado en la corte incluye un fragmento que dice: "Me haces feliz el 90% del tiempo y creo que estamos muy bien juntos pero no soy otra perra que puedes creer que está tratando de arruinar tu onda".

Las duras preguntas de Nel tenían por objeto contraatacar el testimonio previo de Pistorius en el que dijo que amaba a Steenkamp, y que trataba de protegerla cuando disparó sin darse cuenta de que ella estaba en el baño.

Dos imágenes contrastantes han surgido en el juicio: la que promueve la defensa, de un hombre contrito que estaba preocupado por un crimen y cometió un error terrible en la noche que Steenkamp murió, y la descripción de la fiscalía, que lo muestra como un egoísta autoritario, obsesionado con las armas de fuego.

AP