19 de febrero de 2014 / 04:54 p.m.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional española solicitó imputar al FC Barcelona como persona jurídica por un presunto delito contra la Hacienda Pública cometido en el fichaje de Neymar da Silva al haber defraudado un total de 9,1 millones de euros y no haber tributado por los 37,9 millones de los contratos suscritos en 2011 y 2013.

La Fiscalía dirigió un escrito al Juzgado de Pablo Ruz en el que constata que el club efectuó una serie de transacciones económicas a favor de varias sociedades relacionadas con el fichaje del futbolista basadas en "contratos simulados" y operaciones de "ingeniería financiera" que no respondían a la realidad y con las que se pretendía "cometer el engaño" a la Hacienda Pública.

Se investiga una decena de contratos, en los que participaron los Neymar y representantes del Barça como el expresidentes Sandro Rosell, Javier Faus o Josep Maria Bartomeu, sobre conceptos de imagen, representación o indemnización por incumplimiento de contrato.

Respecto a las cuantías de las operaciones derivadas de tales contratos, se detectan, como mínimo, 10 millones de euros en 2011 y 27,92 millones en 2013, respecto a las cuales "no consta que se hayan retenido ni abonado las correspondientes deudas tributarias, a lo que debería añadirse una serie de cantidades mencionadas en los contratos de cuyo pago no hay constancia".

Si se certifica el fraude, el club azulgrana puede regularizar su situación administrativa pero su responsabilidad penal se mantendría, si bien podría rebajarse la pena en uno o dos grados, según informaron fuentes fiscales.

JOSÉ ANTONIO LÓPEZ