19 de septiembre de 2014 / 06:09 p.m.

La corona que tiene Floyd Mayweather como el rey del pago por evento está en riesgo, ahora que las cifras generadas con la revancha ante el argentino Marcos Maidana no llegaron a lo que se esperaba que el número uno de los libra por libra daría, luego de compararse con imanes de ventas como Óscar de la Hoya o Mike Tyson.

Money Mayweather, quien a lo largo de su carrera ha generado más de 15 millones de ventas de pago por evento y ganancias superiores a los 400 millones de dólares, está perdiendo su poder sobre los fanáticos, quien para esta pelea lo castigaron y no pudo superar la barrera del millón de dólares en ventas, luego de que había acostumbrado a las televisoras a millón y medio o al menos pasar del millón.

Aunque no hay cifras oficiales, Floyd generó cerca de 900 mil contrataciones, convirtiendo su revancha como la más vista del 2014 , pero aún así falla al compro miso que tiene con la televisora Showtime, con quien firmó un contrato de exclusividad que fue calificado como el arreglo de un atleta en lo individual más jugoso de la historia, ya que le generó ganancias por más de 200 millones de dólares.

Con estos resultados, Floyd está obligado a cerrar su contrato con Showtime eligiendo a rivales que generen grandes números, pero las posibilidades se reducen ahora que Manny Pacquiao pertenece a la televisora rival a la que transmite los encuentros de Mayweather. 

Las opciones que quedan para el norteamericano son el ex campeón británico Amir Khan, no muy aceptado por los fanáticos, el boricua Danny García, o en su defecto, conceder revanchas al multicampeón Miguel Cotto o al mexicano Saúl Álvarez.

A pesar de que sus bolsas aseguradas han crecido con el tiempo, en otro de los rubros en el que Mayweather no está mejorando es en los números que genera en las apuestas.

Para esta revancha, Mayweather tuvo una caída importante pues se generó mucho menos acción, casi la mitad, del interés que despertó el duelo ante el mexicano Saúl Canelo Álvarez hace un año.

Para esta revancha, Mayweather tuvo una caída importante pues se generó mucho menos acción, casi la mitad, del interés que despertó el duelo ante el mexicano Saúl Canelo Álvarez hace un año.

Las casas de apuestas de Las Vegas calificaron como “horrible” la respuesta de los fanáticos, si se toma en cuenta que en varias de las peleas de Mayweather se cruzaron algunas de las apuestas más grandes realizadas en aquella ciudad, alcanzar seis cifras era algo común, e incluso, se llegó a registrar el millón de dólares en juego.

Incomodidad y molestia impulsaron al estadunidense a adelantar que habrá cambios dentro del Money Team para buscar seguir desarrollándose 

Uno de los movimientos que tiene previsto, pero que aún no hace oficial pues se encuentra de vacaciones en Miami, será la salida de Leonard Ellerbe de su puesto como CEO de la empresa Mayweather Promotions.

“Creo que estamos llegando a un punto en el que hemos sobre pasado nuestra etapa juntos. Veo las cosas a mi manera y creo que él ve las cosas de otra forma”, declaró luego de detallar que muchas de las cosas de organización y promoción lo dejaron insatisfecho.

ÉRIKA MONTOYA / CORTESÍA LA AFICIÓN