11 de junio de 2013 / 05:28 p.m.

Monterrey • La espiral de láminas, luces y fierros no tiene comienzo ni fin, sólo contemplación. Como ver al paisaje industrial pero también sumergirse en el espacio sideral, Vortex/Vorticity es la monumental apuesta del artista mexicano Aníbal Catalán para la exposición Mesocosmos en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (Marco).

Acostumbrado a trabajar con mega instalaciones, la pieza cuelga de alambres de acero y tras tres días de trabajo poco a poco va tomando forma. La estructura está a punto de ser terminada para que pueda ser apreciada por el público a partir de este viernes.

El artista nacido en Guerrero México trabajó en su obra Vortex/Vorticity que se ha diseñado en exclusiva para la sala 5 del Marco.

Entre alambres de acero, aluminio, luces flourecentes y mamparas de diversos plásticos, el artista medía la tensión de cada estructura, instalada de los muros de la sala.

El vórtice con el cual se encontrará el espectador es una pieza que invita a la contemplación, a la reflexión de una espiral que termina siendo caótica.

“Con la verticidad jugamos con la idea, y como hay una estructura geométrica básica se parte a hacer algo caótica. Se le pueden hacer varias analogías: a la naturaleza, a lo matemático”, explicó Aníbal Catalán.

Por la mañana de ayer un técnico trabajaba con el artista en los últimos detalles para la instalación de la pieza. Apoyados en escaleras, se iban tensando los cables de acero para darle el nivel a la espiral. Además de su tamaño –que supera los cinco metros de largo- la obra destacará por el juego de luces que contempla.

Un paisaje a contemplar

Sobre las paredes, Catalán diseñó en una serie de placas de madera trazos sobre lo que representar muy bien el caos urbano de las ciudades actuales.

Sobre un horizonte, figuras geométricas –aleatoriamente colocadas por un programa de computadora– dan forma al diseño que a su vez contó con trabajo de un láser guiado digitalmente para un relieve mayor a las piezas.

Las placas vienen a complementar el paisaje que se ofrece con Vortex/Vorticity.

“Al estar terminada la pieza se vuelve tan caótico que es mucho estarla recorriendo por lo que te da diversas sensaciones visuales”, expresa el artista, al supervisar el proceso de instalación.

Al ser una pieza creada para la sala del museo no hay mucho espacio para preparar los materiales. Por ello se optó por piezas en acero, aluminio y plástico, que al final serán iluminadas por lámparas alógenas.

“Lo que más me gusta es que sea una experiencia estética para el público, que lo disfruten”, señala el creador.

De lo micro a lo macro

Mesocosmos abrirá al público este viernes, y en ella cinco artistas plantean su visión artística sobre la concepción de lo micro a lo macro.

Con fotografías, videos, esculturas e instalaciones también se busca ofrecer la visión de los creadores sobre el universo.

“Tomé como base la forma de un espiral, de un ying-yang*, teniendo una relación del entendimiento del universo que me sirvió para esta espiral que termina siendo caótica”.

En la muestra participan los artistas Alex Dorfsman, Thomas Glassford, Francisco Larios y Mauricio Limón –además de Anibal Catalán- y está integrada por 24 piezas a exhibirse hasta octubre.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS