ASSOCIATED PRESS
23 de marzo de 2017 / 09:34 a.m.

La Fórmula 1 se prepara para una nueva temporada con la esperanza de que las nuevas normas produzcan autos más rápidos y una competición más ajustada. Sin embargo, las previsiones para el campeonato no han cambiado mucho antes del comienzo del curso en el Gran Premio de Australia.

El principal favorito sigue siendo el piloto de Mercedes Lewis Hamilton.

El británico ganó 10 grandes premios la temporada pasada y estuvo cerca de ganar su cuarto campeonato del mundo, sufrió una ajustada derrota ante su compañero Nico Rosberg, que logró un tercer título consecutivo para Mercedes antes de retirarse.

Aunque Hamilton dice que quiere que más pilotos compitan por el título e incluso apostó a que Ferrari sería la escudería más rápida este fin de semana, ya tiene la vista puesta en una victoria que cree no tendría precedentes.

"No creo que (ningún) equipo haya ganado dos veces seguidas con cambios en la regulación", dijo Hamilton el jueves durante la primera rueda de prensa oficial antes de la carrera del domingo. "De modo que ese es nuestro objetivo como equipo. Estamos aquí para ganar. Estamos aquí para hacer lo que no ha hecho nadie".

"Tengo toda la confianza en mi equipo de que podemos hacerlo", añadió.

El piloto de Ferrari Sebastian Vettel ganó cuatro campeonatos seguidos entre 2010 y 2013 con Red Bull, de modo que sabe lo que es estar en el lugar de Hamilton. Él no tiene dudas sobre quién es el favorito esta temporada, independientemente de los cambios en las normas. Las regulaciones piden neumáticos más anchos, fomentar el aerodinamismo, aumentar los depósitos de combustible y aumentar la carga aerodinámica. Se espera que todas esas novedades hagan más rápidos los nuevos vehículos más pesados.

"Obviamente Mercedes ha estado en una forma muy, muy fuerte los últimos tres años e incluso con cambios en las normas y regulaciones, si el equipo es fuerte construirán un auto fuerte al año siguiente, hagan lo que hagan", comentó Vettel. "Está muy claro quién es el favorito".

"Todos los demás que estamos aquí obviamente intentamos hacerlo lo mejor que podemos para estar a la altura. Obviamente, conforme avance la temporada estoy seguro de que los autos harán un gran progreso".

Ferrari tuvo buenos resultados en los ocho días de pruebas de pretemporada y Hamilton predijo que Vettel y el excampeón Kimi Raikkonen tendrían los bólidos más rápidos en las primeras sesiones del viernes y el sábado.

"Veo a Ferrari como los más rápidos en este momento y creo que definitivamente son los favoritos", comentó Hamilton, que esta temporada tendrá como compañero en Mercedes al expiloto de Williams Valtteri Bottas. "Es interesante verlo, Sebastian suele ser más rimbombante. Veo que intenta ser discreto. Pero obviamente su ritmo fue fabuloso en las pruebas".

Hamilton dijo que no puede opinar sobre la velocidad de los Red Bull en los entrenamientos, señalando que estaban "bastante retrasados" y no ha visto grandes mejoras en los vehículos.

"Asumo que traerán algo nuevo", dijo, "que me gustará ver".

Daniel Ricciardo terminó el año pasado como el mejor clasificado de los pilotos que no eran de Mercedes, tras ganar el GP de Malasia y quedar tercero en la clasificación general. Reconoce que Hamilton comenzará como favorito, pero espera que las cosas cambien.

"Creo que para todo el mundo es como cuando Red Bull dominaba hace unos años, todo el mundo quería ver ganar a alguien más", dijo Ricciardo. "Es natural que a la gente le guste el cambio".

"Para nosotros los pilotos, al no estar en Mercedes también queremos ver cambios. Incluso el hecho de tener más autos luchando por la victoria lo hace más emocionante".

Hamilton quiere que se hagan cambios en las normas con más frecuencia para que los vehículos sean cada vez más rápidos y la competición más "animada".

Eso es algo en lo que están de acuerdo los pilotos mejor clasificados.

Si Hamilton "gana una carrera contra cuatro de nosotros, en lugar de quizá sólo ante su compañero de equipo, creo que la recompensa también es mayor", señaló Ricciardo, que aspira a ser el primer australiano en ganar el GP de Australia desde que se incluyó en el campeonato del mundo en 1985.

"Si puedes ganar contra más... esa sensación de autorrealización es mayor. Ferrari mostró un buen ritmo en las pruebas. Si también pueden recortar unos pocos pintos, en cierto modo abre el campeonato a largo plazo".