9 de marzo de 2013 / 12:42 a.m.

Nueva York.- Una fotografía del artista español Antonio Girbés se subastó hoy en Nueva York por un precio de martillo de diez mil dólares, una instantánea de una arquitectura geométrica perteneciente a su proyecto "Delirious City" que expuso recientemente en la Gran Manzana.

Un coleccionista se llevó la obra "Museum Hall by Albert Louvet" de Girbés, nacido en 1952 en Valencia, en esta puja organizada por la casa Christie's en su sede de Nueva York.

La pieza forma parte del proyecto "Delirious City", expuesto en la galería Ramis Barquet de Nueva York a finales de 2012, en el que el pintor recorre la historia de la arquitectura contemporánea de varias ciudades del mundo a través de fotografías.

En esta serie aparecen espacios urbanos, como por ejemplo, edificios de Antonio Gaudí o Norman Foster, desde una mirada irreal y fantástica, pues los representa deformes, multiplicados y retorcidos espacialmente. Antonio Girbés se formó a finales de los años 70 en la prestigiosa Escuela Americana de Fotografía de París, bajo la dirección de Jocelyn Karger, el director de Arte de Condé Nast.

La influencia de artistas como Reinhart Wolf, Helmut Newton, Burdin Guy o Horst P. Horst, para quien trabajó como asistente en 1980, se pueden ver en su trabajo. Pero sin duda el protagonista de la puja en la casa Christie's fue el pintor alemán Gerhard Richter, que consiguió que todas las miradas se centraron en sus obras, que alcanzaron los precios más altos de la venta.

Así, "Ohne Titel" fue subastado por 650 mil dólares, "Griin-Blau-Rot por 300 mil dólares, "Fuji" por 290 mil dólares y "Felsenlandschaft" por 230 mil dólares. El padre del Pop Art tampoco faltó en esta subasta, en la que un coleccionista adquirió la obra "Campbell's Soup Box" de Andy Warhol por un precio de martillo de 210 mil dólares.

También se subastó la obra de Andreas Gursky "Atlanta" por 260 mil dólares y "Star book" de Anselm Kiefer por 190 mil dólares.

EFE